Speedy, la novedad en delivery con énfasis en garantizar la bioseguridad

Un estricto protocolo en el punto de entrega y frente al cliente garantizan que su pedido no solo llegará seguro, sino en tiempo y forma.

Como Empresa Socialmente Responsable, Grupo OPSA a través de todo su portafolio de productos garantiza el cumplimiento de las más estrictas medidas de bioseguridad.
Como Empresa Socialmente Responsable, Grupo OPSA a través de todo su portafolio de productos garantiza el cumplimiento de las más estrictas medidas de bioseguridad.

San Pedro Sula, Honduras

Implementar medidas de bioseguridad es un factor fundamental para disminuir la propagación y el riesgo de contagio por COVID-19.

Como Empresa Socialmente Responsable, Grupo OPSA a través de todo su portafolio de productos garantiza el cumplimiento de las más estrictas medidas de bioseguridad.

En ocasión del lanzamiento al mercado hondureño de Speedy, la App de delivery disponible en Tegucigalpa, Comayagüela y San Pedro Sula, el Grupo pone una vez más en marcha protocolos de bioseguridad para proteger tanto a los usuarios finales (clientes) como a los comercios afiliados y, por supuesto, a los repartidores.

Entrenamiento intensivo

Julio Moncada, Gerente de Operaciones y Logística Speedy Grupo OPSA, especificó que los conductores de Speedy no solo están capacitados para hacer delivery, sino que reciben entrenamiento en el proceso de bioseguridad que se debe emplear en cada entrega.

Las medidas adoptadas durante el proceso de delivery de Speedy están divididas en dos momentos fundamentales: mientras el repartidor está en el punto de entrega y cuando el repartidor está frente al cliente.

En ambos momentos los repartidores siguen un proceso religioso para el cual fueron instruidos y supervisados, “ellos primero colocan la moto a una distancia considerable 2.5 metros de la entrada a la residencia o punto de destino del pedido, luego se aplica gel antibacterial en sus manos y procede a colocarse los implementos de bioseguridad”, ejemplicó Moncada.

_YA05234(1416x870)

Cada repartidor está equipado con un gorro, mascarilla, lentes y guantes. Además de portar un banquito plegable para colocar y desinfectar su pedido, manteniendo la distancia y garantizado su seguridad y la de su familia.

Expansión
Inicialmente, el servicio de Speedy está disponible en Tegucigalpa, Comayagüela y San Pedro Sula. La meta es expandirse hacia El Progreso, La Lima, Choloma, Siguatepeque, Santa Rosa e Islas de la Bahía.

“En la segunda etapa, cuando el repartidor está frente al cliente, el proceso a seguir es: establecer una distancia entre el cliente y el conductor de 2 metros, una vez que nuestro repartidor saluda desde esa distancia, procede a colocar el banquito plegable al centro de los dos metros. Utilizando el frasco atomizador, desinfecta el banquito y un recipiente de plástico (bandeja) que se coloca para que el cliente deposite el dinero, luego se aplica gel antibacterial en las manos, toma el pedido y el cambio requerido por el cliente y lo coloca sobre la mesa, en el recipiente de plástico”.

Posteriormente, toma distanciamiento de 1.50 metros del producto y espera a que el cliente retire el pedido. Recoge el recipiente plástico con el dinero, levanta la mesa y se despide del cliente.

El cliente puede elegir la forma de pago de su conveniencia, ya sea efectivo, tarjeta de crédito o débito.

Experiencia en el servicio puerta a puerta

El Gerente de Operaciones y Logística Speedy resaltó que los usuarios de Speedy pueden tener la confianza de que sus pedidos están en las mejores manos, pues como empresa que pertenece a Grupo OPSA los respaldan más de 55 años de experiencia en la entrega de periódicos de puerta en puerta.

“¡Innovamos en las entregas! Nuestros repartidores están equipados y entrenados con las más estrictas normas de bioseguridad”.

Julio Moncada, Gerente de Operaciones y Logística Speedy

El tracking (o seguimiento) es satelital y en tiempo real. Se controla a través de una plataforma en la que se integra el pedido, la aceptación de este por parte del comercio afiliado y el recorrido de nuestros repartidores.

“En esa nueva era del COVID-19, los negocios han intensificado las medidas de empaque con un sello de bioseguridad, por lo que los productos y servicios comprados a través de Speedy llevan todo el control requerido. Se trata de transportar con cuidado el producto para garantizar la protección y satisfacción de nuestros clientes”.

Con Speedy, los productos y servicios estarán seguros desde el pedido, transporte hasta la entrega al consumidor final.

La Prensa