TEMAS DESTACADOS:

Tegucigalpa, Honduras.

La crisis percibida en el sector ganadero de carne parece complicarse tras la advertencia que hicieron los propietarios de carnicerías, sobre todo en la capital, de cerrar sus negocios ante un abasto inadecuado de carne de res.

Para abordar este y otros problemas, Jacobo Paz, ministro de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG), anunció para este día una reunión con la Federación de Ganaderos y Agricultores de Honduras (Fenagh).

“En primer lugar tenemos que evitar que el ganado hondureño siga saliendo hacia Guatemala de forma ilegal y en segundo lugar, los precios”, dijo Paz al adelantar los temas a discutir. El funcionario explica que los productores ganaderos se quejan del bajo precio que por las reses pagan los compradores nacionales en comparación con lo que paga el comprador de fuera. Paz agregó que se necesita mejorar la productividad ganadera, porque es la escasez de ganado una de las causas principales del aumento al precio de la carne, situación que podría remediarse incrementando la oferta.

“Nosotros como secretaría estamos promoviendo la producción y la productividad”.

Paz espera que se pueda repetir el éxito logrado con otros productos agrícolas como el arroz, cuyos productores se preparan a recoger una cosecha récord, motivados por buenos precios y un mercado seguro para su producto.

Denuncian procesadoras

Algunos productores ganaderos como Fausto Rivera, denuncian que las plantas procesadoras, adonde los productores llevan su ganado para ser destazado, no devuelven el rendimiento completo, es decir, entregan menos carne de la que deberían haber obtenido, ocasionando pérdida al productor que ya no podrá vender la totalidad de su producto.

Juan Carlos García, exgerente de una planta procesadora, insiste en que la situación denunciada por el productor, aunque existió, ya ha sido eliminada en el presente.