Tegucigalpa, Honduras.

Los productores de carne estiman superar los $30 millones en exportaciones una vez que reabran el mercado de la empacadora Carnes y Derivados (CyD) en Catacamas, Olancho.

“Ya se hizo la negociación de la planta procesadora con sus propietarios anteriores por $2.3 millones. Al reiniciar las operaciones esperamos superar la meta de exportación que rondaba entre los $28 millones y $30 millones”, refiere Leopoldo Durán, presidente de la Federación Nacional de Agricultores y Ganaderos de Honduras (Fenagh).

La planta procesadora mantiene el estatus sanitario de certificación para exportar carne a 17 países, entre ellos Estados Unidos, Japón, Tailandia, Puerto Rico, China, Taiwán, México y Hong Kong.

De acuerdo con Durán, la empresa iniciará sus operaciones en octubre próximo.

“Queremos asegurar a los productores que hay garantía de mercado. En el pasado teníamos ocho plantas industriales con fines de exportación, nos quedamos con dos y finalmente solo nos teníamos la Empacadora del Corral que no se iba a dar abasto”, agrega el directivo ganadero.

La empresa C y D procesaba alrededor de 12 millones de libras de carne cada año, y la tendencia iba en crecimiento a partir de la recuperación del hato ganadero nacional.

Insumos

Por parte del Gobierno, se espera que entre el 29 de agosto al 8 de septiembre los expertos israelitas Moshe Reches, y Gabo Ahmark capaciten a profesionales y ganaderos en nutrición, fertilidad y ordeño, entre otros.

La delegación estuvo de visita en el país a finales de julio para realizar un diagnóstico y una propuesta para el mejoramiento de la producción en el sector lechero, del que Israel destaca por sus avanzados estándares de tecnología, volumen y eficiencia. Ese país tiene cuatro veces menor tierra que Honduras.

“Israel ha salido adelante aún con todas las dificultades climáticas y la poca cantidad de agua. Honduras puede aprender mucho de ellos tomando en cuenta que tenemos riqueza en recursos naturales”, menciona José Luis Osorio, viceministro de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG).

Foto: La Prensa