Tegucigalpa, Honduras.

El endeudamiento interno y externo sigue siendo una de las fuentes de ingresos de la administración pública de Honduras para cubrir el gasto.

Para el cierre de 2015 la deuda pública del Gobierno sumará $9,214 millones, proyectó Rigoberto Romero, director de Crédito Público de la Secretaría de Finanzas (Sefin).

De ser así, el incremento será de $531.2 millones respecto a 2014, cuando el saldo fue de $8,682.8 millones.

En esa proporción, la deuda significa el 46% del producto interno bruto (PIB), que se estima en $19,786.93 millones (más de L440 mil millones).

Aunque la deuda refleja un incremento, el ritmo se ha logrado desacelerar, sostuvo Romero. Esto debido a las menores tasas de interés producto de la mejora en las calificaciones de riesgo país.

Acumulado

Al 30 de septiembre de 2015, la deuda externa del país sumó $5,503.17 millones y la interna $3,224.05 millones para un total de $8,727.22 millones, según un informe de la Dirección General de Crédito Público.

La cifra anterior representa un aumento de 11% en relación con el mismo lapso de 2014. En tanto, el saldo equivale al 44% del PIB proyectado para 2015, detalla el informe.

“En los últimos meses esta tendencia de crecimiento se ha reducido como consecuencia de la restricción del gasto en base a los acuerdos suscritos con el Fondo Monetario Internacional (FMI)”, indica el informe preliminar.

Dentro de las instituciones que otorgan los financiamientos están el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y el Banco Mundial.

Mauricio Díaz, coordinador del Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh), considera que la solución es contratar la deuda que puede pagarse y que genere actividad económica. El pago de la deuda es mayor a los presupuestos para educación y salud, ascendiendo a más de L30 mil millones y ocupando el 40% de los impuestos.