02/12/2022
09:12 PM

Más noticias

Empresa de café impulsa el legado de cuatro generaciones

Mauricio Fajardo, productor de Trinidad, Santa Bárbara, ha desarrollado su propia marca de café, que comercializa en supermercados y tiendas de conveniencia

    San Pedro Sula, Honduras.

    Mauricio Fajardo (de 35 años) alarga el día limitando el sueño a cuatro horas. Aun así, la lista de pendientes sigue y los minutos son escasos.

    En el último año ha trabajado en el desarrollo de su emprendimiento, con el que también da un impulso al legado familiar.

    “Nacimos y crecimos en la casa de una finca que heredó mi abuelo de su papá en Trinidad, Santa Bárbara. Siempre hemos estado ligados al café”, comenta.

    Para la familia Fajardo, una taza del café que producen es una experiencia “con sabor a cielo” cosechada a una altura de 1,500 metros sobre el nivel del mar.

    Con la visión de expandir esa sensación a más personas decidió emprender con su marca Mau Coffee, que ha logrado ubicar en diferentes supermercados y tiendas de conveniencia.

    “Hasta ahora que estoy metido de lleno en el café estamos viendo la posibilidad de exportar.

    A raíz de la calidad certificada, su empresa resultó seleccionada junto con otras 16 por la embajada de Taiwán en Honduras para participar en la Expo Internacional de Té, Café y Vino, que se celebró a mediados de noviembre en el país asiático.

    Durante la feria compartió con clientes potenciales que han mostrado interés de adquirir su café. Según sus expectativas, este acercamiento seguirá concretándose en enero.

    “Para exportar, la taza debe alcanzar una calificación de 87, y esta es quizá la parte más importante, ya que si no tenemos una buena calidad de producto nunca vamos a exportar”, añade.

    Mercado.

    El café de las variedades catuaí, borbón, arábica y típica que produce la familia Fajardo será exportado a Estados Unidos, Canadá y Taiwán.

    “Estamos hablando con representantes del sector turístico para que nos ayuden a impulsar el café en Alemania. También he tenido muchas reuniones para llevar el café a Guatemala. Gracias a Dios, los proyectos son grandes”, cuenta Mauricio.

    También la tecnología ha sido un recurso para seguir expandiendo el emprendimiento.

    Desde la aplicación móvil Hugo, los interesados pueden hacer sus pedidos de las diferentes presentaciones de Mau Coffee para recibirlas a domicilio.

    “Es una alegría ver cómo compran el café. Este es un patrimonio y siempre procuro transmitir ese sentimiento a mi hija y que ella vea que construir una empresa no es nada fácil”.