29/09/2022
06:03 PM

Más noticias

Pobreza en Latinoamérica aumentó casi 1% en 2019

Honduras es el país con las cifras más altas de pobreza en el informe de la Cepal, con más del 60% de su población viviendo en esta condición.

San Pedro Sula, Honduras.

La persistencia de la pobreza continúa siendo uno de los principales nudos críticos para alcanzar un desarrollo sostenible y más inclusivo en Latinoamérica, precisó la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en su informe Panorama social de 2019.

Según el organismo, en 2018 el 30.1% de la población en la región latinoamericana estaba bajo la línea de la pobreza, mientras que un 10.7% se encuentra en pobreza extrema. Esto en cifras reales representa que 185 millones de personas se encontraban en pobreza y 66 millones en pobreza extrema.

La Cepal estima que en 2019 el porcentaje de personas en pobreza crecerá 0.9% y las que están en pobreza extrema 0.8%. Esto significa que en 2019 habrá 191 millones de personas en pobreza en América Latina y 72 millones en la pobreza extrema.

Claves
1.
El informe Panorama Social detalla que el gasto social del Gobierno en Centroamérica y México fue de 9.1%.

2.
En los últimos 10 años, el número de migrantes aumentó de 30 a 40.5 millones de personas en la región.

Esto provocado en parte por la caída del 0.9% de la tasa de crecimiento económico per cápita previsto para la región en 2019.

El informe destaca que Honduras tiene las peores cifras de pobreza, puesto que el 55.8% de la población está en esa condición, pero las estimaciones oficiales de Honduras indican que es del 61.9%.

En extrema pobreza, el porcentaje de la población debajo de esta línea es de 19.4% para la Cepal y 38.7% para las cifras oficiales en el país.

El organismo señaló que se deben redoblar esfuerzos en la región para mejorar el desempeño en el crecimiento económico y en la aminoración de la desigualdad para poder alcanzar las metas de reducción de pobreza total y erradicación de la pobreza extrema en 2030.

Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal, señaló la urgencia de trabajar en estados de bienestar, basados en derechos y en la igualdad, que otorguen a sus ciudadanos acceso a sistemas integrales y universales de protección social y bienes públicos como salud, educación de calidad, vivienda y transporte.