28/06/2022
04:41 PM

Más noticias

La matriz energética de Honduras ya es 65% renovable

Honduras empezó un fuerte plan para cambiar su matriz energética que antes en su mayoría era producida por las plantas térmicas.

Tegucigalpa, Honduras.

Desde 2015, Honduras adoptó cumplir los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Organización de las Naciones Unidas que buscan satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las generaciones del futuro.

El objetivo número 7 se enfoca en la energía asequible y no contaminante que tiene como meta garantizar el acceso universal a servicios energéticos; también aumentar la proporción de energía renovable en el conjunto de fuentes eléctricas; duplicar la eficiencia energética.

El sector eléctrico de Honduras en la última década ha invertido y puesto sus esfuerzos en cambiar la matriz energética que tenía, ya que en 2010 el 38.4% de la capacidad instalada era de energía renovable, sin embargo, estás cifras han cambiado y por cada 100 megavatios de energía instalados, el 65.6% corresponde a energía limpia y apenas 34.4% son fuentes térmicas, según la Empresa Nacional de Energía Eléctrica.

Entre las principales tecnologías para producir energía están la hídrica, solar, eólica, biomasa y geotérmica.

Del total de la capacidad instalada 1,855 megavatios, la hídrica estatal tiene una generación de 535.7 megavatios, la hídrica privada es de 312.2, la energía fotovoltaica es la segunda tecnología con más generación en el país con 510.8 megavatios.

La matriz energética de Honduras ya es 65% renovable

La capacidad de la energía eólica es de 235 megavatios, la de biomasa es de 221.3 y la geotérmica es de 39 megavatios.

La energía no renovable está producida principalmente por la térmica privada con 840.1 megavatios, la térmica estatal tiene una generación de 29.8 y la producida por carbón es de 105 megavatios.

Para el período 2022 a 2026, el nuevo gobierno propone que el Estado tenga una participación de 60% en la generación de energía para garantizar la continuidad en el suministro y estabilidad en las tarifas. Además de eso se prevé que el 70% de la matriz energética sea renovable para reducir la dependencia de las importaciones de combustibles fósiles.

El Estado también apoyará a los desarrolladores de energías renovables ambientales y socialmente responsables, privilegiando a quienes contemplan otorgar el servicio a las comunidades remotas. El nuevo gobierno también pretende regular los proyectos de producción de energía a gran escala para evitar problemas socioambientales donde han sido instalados.

La matriz energética de Honduras ya es 65% renovable

Samuel Rodríguez, agente productor de energía renovable, expresó que en el sector de energía renovable es bueno que se hable de los esfuerzos que se están haciendo para tratar de impulsar la energía renovable y también el autoconsumo de energía en los hogares y las empresas.

“El autoconsumo es lo que permite la ley para que se pueda instalar una planta solar en la casa o empresa para poder bajar los costos de facturación en la energía eléctrica”, indicó Rodríguez.

El agente lamentó que actualmente por falta de cultura y capacitación no se este impulsando esta medida como un plan agresivo de país. “Preferimos regalar la energía en vez de impulsar el autoconsumo”, criticó.

Además señaló que Honduras, se está quedando atrás a nivel de Centroamérica en una de las metas que tiene el séptimo objetivo de desarrollo sostenible de la ONU, que habla de garantizar el acceso de energía a todas las personas.

“El tema es que solo contamos con 1.9 millones de abonados y eso nos deja en el último lugar en el índice de electrificación como país de Centroamérica, nuestro índice es del 85%. Es dramático ver como nos quedamos rezagados y ver que Honduras ya dejó de ser un exportador de energía”, dijo