30/09/2022
07:56 PM

Más noticias

Ingehnia, una iniciativa que premia el emprendimiento

Promotores Con talleres gratuitos de capacitación, los participantes en la iniciativa concretizan sus ideas de negocios, se les brinda asistencia y hasta capital semilla.

Tegucigalpa

El ingenio, la creatividad y el emprendedurismo suelen caracterizar a los hondureños tanto dentro como fuera de las fronteras patrias.

Pero, ¿sabe usted que la combinación de esos factores puede ser recompensada hasta con un capital semilla para poder empezar su propio negocio?

Bajo el eslogan “Generando mentalidad y cultura emprendedora” se creó la iniciativa Ingehnia de parte del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), que consiste en jornadas de capacitación que buscan mejorar las competencias de la población referentes a la innovación al igual que el emprendimiento, impulsando el desarrollo de habilidades e ideas de negocios.

Los jóvenes son quienes más se han inscrito para participar en esta actividad gratuita, pero hay adultos mayores que también se involucraron, lo que evidencia que no existen límites para incursionar en el mercado local y ofrecer un bien o servicio que genere ganancias, incluso se convierta en una fuente de empleos en las diferentes comunidades.

Las oportunidades

Mipymes generan el 70% de los empleos. Creación. La fuerza laboral del sector privado del país es absorbida por la micro y pequeña empresa (mipyme), unidades de 1 a 10 empleados con el 53.2% que equivalen a 889,394 trabajadores.

La metodología

“Ingehnia es una metodología de creación de mentalidad y cultura emprendedora; lo que buscamos con esto es ir sembrando la semilla y despertar esa pasión de ser empresario”, informó el gerente de empresas sostenibles del Cohep, Gabriel Molina, quien es el encargado de la iniciativa.

Mencionó que “lo que generamos es toda una jornada de manera gratuita para que las personas logren aterrizar esa idea de negocio que tienen en su cabeza, ese sueño que han tenido de poder ser su propio jefe, de abrir su propia empresa o emprendimiento”.

De ocho a diez horas es la duración de las jornadas bajo esta metodología que lleva en su denominación la mezcla de la palabra ingeniar con las siglas HN, que es el dominio de nivel superior geográfico para Honduras, destacó Molina.

En caso que actuales empresarios quieran recibir las inducciones de Ingehnia, lo pueden hacer para lograr emprender a lo interno de su entidad organizativa con nuevos productos.

Además, explicó que “los muchachos -participantes- van aprendiendo y viviendo cada etapa de lo que es ser empresario y terminan con un elevator pitch, que es vender la idea de negocio ante un jurado y al final el ganador recibe un capital semilla que puede ser de 10,000 lempiras o más”.

El financiamiento inicial no se da en dinero en efectivo, sino que se le brinda un acompañamiento en la constitución e instalación de las nuevas empresas con todos sus requerimientos, indicó.

El representante del Cohep precisó que de propiedad intelectual para producir una aplicación o idea tecnológica para restaurantes, así como para el área de la salud suelen ser los emprendimientos derivados de Ingehnia.

“Se identifica el mercado, se trabaja en la idea de negocio, levantan las necesidades y salen a la calle, a los negocios que están alrededor a preguntar sobre los servicios o necesidades existentes porque los emprendimientos que nacen por oportunidad son los que tienen mayor posibilidad de salir adelante, mientras que los que nacen por corazonada la mortalidad es bastante alta, hay un alto grado de fracaso”, detalló.

El licenciado en Negocios y Comercio Internacional comentó que un equipo de la institución que aglutina 70 organizaciones de los sectores productivos nacionales conformado por consultores que son ingenieros, abogados y que ostentan otras profesiones en múltiples disciplinas son los que imparten las capacitaciones en lugares definidos en alianza con los alcaldes de municipalidades.

El próximo taller de Ingehnia tendrá lugar en Santa Rosa de Copán y seguirá su ruta por La Ceiba, El Progreso y también en Santa Bárbara, anunció.

Molina enfatizó que “nunca es tarde para emprender como el caso de doña Clara Suazo, que tiene más de 70 años y ahora produce sus propios vinos artesanales; la única manera de crear más empleos es promoviendo nuevas empresas y fortaleciendo a las existentes”.

Los involucrados en esta iniciativa reciben las inducciones y trabajan con base en fases, teniendo que elaborar un discurso de venta para convencer a los consultores.