Más noticias

Los eslabones para dinamizar la inversión

En los últimos años, las concentraciones económicas representan una respuesta para acoplarse a la crisis.

San Pedro Sula

Desde hace más de tres décadas, Honduras ha apostado por la globalización de su economía, el fortalecimiento del comercio y la atracción de las inversiones.

El mundo se encuentra en un período de transición económica provocada por la pandemia del covid-19, que está teniendo un impacto sin precedentes en los cambios en cuanto a hábitos y costumbres a nivel de consumidores, por lo que en respuesta, la oferta debe y se está acoplando para no estancar la actividad económica y adaptarse lo antes posible a la nueva realidad.

En este sentido, la realización de concentraciones económicas constituye un eslabón clave para dinamizar la inversión y el crecimiento, las cuales requieren ser analizadas bajo un enfoque de libre competencia, dijo Alberto Lozano Ferrera, comisionado presidente de la Comisión para la Defensa y Promoción de la Competencia (CDPC).

La Ley para la Defensa y Promoción de la competencia define una concentración económica como “la toma o cambio de control en una o varias empresas a través de participación accionaria, control de la administración, fusión, adquisición de la propiedad o cualquier derecho sobre acciones o participaciones de capital o títulos de deuda que causen cualquier tipo de influencia en las decisiones societarias o cualquier acto o actos por virtud del cual se agrupen acciones, partes sociales, fideicomisos o activos que se realicen entre proveedores, clientes o cualquier otro agente económico”.

Desde el inicio de la pandemia, la CDPC ha recibido una mayor proporción de notificaciones de concentraciones económicas. Durante 2020 y los primeros cuatro meses de 2021, la Comisión analizó y aprobó favorablemente 13 operaciones de concentración, entre las que destacan el sector comercial, industrial y financiero en mercados diversos, como el de distribución de productos de consumo masivo, servicios financieros, servicios de educación, producción, comercialización de refrescos.

En concordancia con los más recientes reportes del Banco Central de Honduras (BCH), cifras preliminares reflejan que, en 2020 los ingresos netos de inversión directa recibidos por la economía hondureña sumaron 418.6 millones de dólares.

La actividad económica con mayor recepción de inversión extranjera en 2020 fue servicios con $314.3 millones, a causa de utilidades reinvertidas no distribuidas percibidas por empresas del sistema financiero y aseguradoras, cuyas casas matrices están radicadas en el extranjero.

Alcances

Desde la entrada de la ley en 2006, la CDPC ha analizado 118 operaciones de concentración económica, de las que 29.7% han estado relacionadas al sector comercial, 23.7% al financiero y 21.2% al industrial.

Las operaciones de concentración económica analizadas desde 2007 hasta el primer cuatrimestre de este año han consolidado más de 710,000 millones de lempiras en activos localizados a nivel nacional por sociedades nacionales o extranjeras que se han concentrado.

La consolidación de activos ha sido clave en la reasignación y fortalecimiento del capital inversionista tanto local como de origen extranjero con destino en diferentes actividades económicas: comercio, industrias, bancos, industria manufacturera, telecomunicaciones, electricidad y otras; siendo los principales países de procedencia de la inversión extranjera, en su orden de importancia, Estados Unidos de América, Colombia y Guatemala.

“Las concentraciones económicas pueden representar una herramienta para alcanzar mayores niveles de rentabilidad, alcance, penetración de mercados y sinergias, siempre y cuando no contravengan ni tengan por objeto u efecto lesionar el ejercicio de la libre competencia”, dijo Lozano Ferrera.

El comisionado presidente de la CDPC agregó que las concentraciones económicas se pueden considerar una respuesta para enfrentar y acoplarse a los tiempos de crisis o de prosperidad económica.

$!Foto: La Prensa

Nuevas oportunidades de negocio. Las empresas motivadas por la búsqueda constante de crecimiento y diversificación pueden recurrir a procesos de concentraciones económicas.