Más allá de las ganancias, ejecutivos asumen mayor responsabilidad

Un creciente número de ejecutivos se preocupa y comienza a tomar acciones en temas de sostenibilidad ambiental, un cambio con respecto a los últimos años

Nueva encuesta de Deloitte revela que ejecutivos de todo el mundo asumen una mayor responsabilidad, más allá de las ganancias.
Nueva encuesta de Deloitte revela que ejecutivos de todo el mundo asumen una mayor responsabilidad, más allá de las ganancias.

Davos, Suiza.

Los líderes empresariales del mundo asumen, cada vez más, una nueva forma de capitalismo; pasan de una centrada principalmente en el valor para los accionistas a otra orientada a servir al mundo, conforme la Cuarta Revolución Industrial (también conocida como la Industria 4.0) reescribe el papel de los negocios en la sociedad.

El Tercer Informe Anual "lndustria 4.0: En la intersección de la preparación y la responsabilidad", de Deloitte, identifica una forma de capitalismo en evolución, en la que los líderes empresariales y las organizaciones comienzan a priorizar sus responsabilidades con las partes interesadas sociales junto con la rentabilidad.

La encuesta aplicada a más de 2.000 ejecutivos de primer nivel de 19 países confirma declaraciones recientes de la Business Roundtable (Mesa Redonda de Negocios) y del Foro Económico Mundial, que enfatizan que las empresas deben servir a sus clientes, a los empleados, a los proveedores y a las comunidades, aparte de a sus accionistas.

La encuesta encontró evidencias de que la mayoría de las empresas se esfuerzan por hallar un equilibrio entre su propósito y su rentabilidad. Casi 6 de cada 10 ejecutivos dijeron que aumentar el impacto positivo de sus empresas en la sociedad estaba entre sus cinco principales, resultados deseados para la Industria 4.0.

En comparación, hace dos años, solo 35% de los ejecutivos corporativos creía que las organizaciones líderes del futuro necesitaban dedicar más tiempo a prepararse para el impacto que las nuevas soluciones tendrían en la sociedad.

La creciente atención de los ejecutivos a los propósitos puede atribuirse, en gran medida, a una mayor presión de los grupos de interés internos y externos.

Después de "generar ingresos", las dos principales razones por las que los ejecutivos afirman que se centran en cuestiones sociales son: "la prioridad de los grupos de interés externos" (40%) y "presión de los empleados" (20%).

"Vemos un cambio significativo en la perspectiva ejecutiva conforme aceptan las realidades de la Industria 4.0", dijo Punit Renjen, director general de Deloitte Global.

"Estamos en una nueva era donde cambiar las actitudes sociales ha hecho imperativo que las empresas coloquen la responsabilidad social en el corazón de sus estrategias.

La preparación empresarial ahora exige que los líderes comprendan esta responsabilidad ampliada y ofrezcan soluciones, no solo para el crecimiento empresarial, sino también para el progreso social".

“Uno de los diferenciadores más grandes en esta Cuarta Revolución Industrial en comparación con las anteriores, es la responsabilidad que las empresas deben de tener hacia la sociedad. Es decir, cómo las organizaciones que van a triunfar en este nuevo mundo de la Industria 4.0 deben de considerar entre sus resultados el impacto positivo o negativo que la empresa va a tener como un todo y cuál es el beneficio de la misma, lejos de únicamente generar utilidades.

La sociedad tiene una expectativa mucho mayor y Centroamérica no es la excepción, el futuro de la economía en la región y sus empresas, está vinculado a la rápida transformación bajo este nuevo esquema, donde si no se toman acciones, nuestros socios comerciales y clientes no van a estar dispuestos a seguir interactuando con empresas que no adopten la sustentabilidad, responsabilidad ecológica y prácticas que en general mejoren a la sociedad, como parte de su manera de operar”, comenta Rodolfo Fuentes, socio de Consultoría Deloitte Latinoamérica.

A medida que las empresas enfrentan estas nuevas realidades, los líderes reevalúan sus enfoques en cuatro áreas clave para la Industria 4.0: estrategia, impacto social, talento y tecnología. A continuación, se presentan algunos de los principales hallazgos y conclusiones del informe.

Mayor preocupación e interés por abordar temas de cambio climático

De forma contrastante con el panorama de hace dos años, para los ejecutivos ha aumentado la importancia de los problemas del cambio climático y de la sostenibilidad ambiental en general.

Casi el 90% está de acuerdo en que los impactos del cambio climático afectarán negativamente a sus organizaciones y el 59% afirmó tener iniciativas internas de sostenibilidad, desde reducir los viajes hasta eliminar los plásticos y otras más.

Desde una perspectiva social más amplia, el 48% cree que ganarle al cambio climático es una de las principales responsabilidades de la generación actual de líderes y el 54% dijo que están enfocados en ello y/o que tienen programas sociales externos para trabajar en este tema. Hace dos años, solo el 10% de los ejecutivos creía que sus empresas podían influenciar la sostenibilidad ambiental de forma significativa.

"Con un número creciente de eventos catastróficos relacionados con el clima y que afectan a poblaciones y geografías, vemos que aumenta la atención de los líderes empresariales por el clima y la sostenibilidad ambiental", dijo Sharon Thorne, presidenta de la Junta Directiva Global de Deloitte.

"Los ejecutivos comienzan a reconocer el imperativo empresarial ante el cambio climático. Y, empiezan a tomar acciones a medida que sienten la creciente presión de los grupos de interés y las amenazas a sus propios negocios".

Los ejecutivos duplican esfuerzos en capacitación y desarrollo

Preparar a los trabajadores para satisfacer las demandas de la Industria 4.0 sigue siendo un desafío empresarial fundamental y los líderes no confían lo suficiente en cómo avanzan sus organizaciones.

Sólo el 10% de los ejecutivos dijo que ha progresado sustantivamente en comprender cuáles habilidades se necesitarán en el futuro y sólo una quinta parte estuvo completamente de acuerdo en que sus organizaciones están listas.

Como respuesta, los ejecutivos están enfocando energía y recursos en la capacitación del talento y cada vez más consideran el desarrollo de la fuerza laboral como su responsabilidad. Hace dos años, solo el 12% de los encuestados aseguró que sus organizaciones podían influir en la educación, la capacitación y el aprendizaje permanente de sus empleados de forma significativa.

Ahora, tres cuartas partes de los líderes dijeron que la capacitación y el desarrollo de los empleados son prioridades de la Industria 4.0 en las que invertirán más. Dado que las tecnologías digitales acelerarán la naturaleza cambiante del trabajo, más del 80% de los ejecutivos corporativos dijo que ha creado o está creando una cultura corporativa de aprendizaje permanente y un 17% planea hacerlo.

"Las empresas exitosas en la era de la Industria 4.0 son las que comprenden la importancia de crear un entorno de trabajo ágil y una cultura de trabajo modernizada en la que todos puedan prosperar, ser ellos mismos y equilibrar sus carreras exitosas junto con la vida fuera del trabajo", dijo Michele Parmelee, directora Global de Personas y Propósitos de Deloitte.

"Para atraer el mejor talento, incluidos los trabajadores más jóvenes que buscan oportunidades de desarrollo continuo, los líderes deben apoyar una cultura de aprendizaje permanente y pasar de contratar habilidades a contratar a quienes tengan mentalidades, ágiles e inquisitivas".

Los líderes todavía luchan para superar el "cortoplacismo" estratégico

La velocidad de la disrupción en la Industria 4.0 hace fundamental para las organizaciones mantener estrategias integrales e integradas y buscar oportunidades de crecimiento a largo plazo. Sin embargo, la encuesta sugiere que los líderes tienen un largo camino por recorrer. Dos tercios dijeron que no tienen una estrategia formal para abordar la Industria 4.0 y solo el 10% dijo que tiene estrategias integrales que integran un enfoque en la Industria 4.0 en todas sus organizaciones.

Puede haber una carencia de visión de futuro, porque los datos de la encuesta sugieren que las empresas con estrategias integrales de la Industria 4.0 creen que tienen mucho más éxito en múltiples dimensiones, incluidas las medidas del desempeño financiero, el impacto social, el talento y la inversión en tecnología.

Por ejemplo, cerca del 90% de quienes tienen estrategias integrales generaron un crecimiento anual del 5% en el último año; en comparación, solo el 72% de las organizaciones que tenían estrategias ad-hoc o ninguna o que recién comenzaban a desarrollar estrategias más amplias, podrían asegurar al menos un crecimiento del 5%.

Además, aquellas con estrategias integrales tienen más confianza en sus capacidades actuales para liderar y la preparación de sus fuerzas de trabajo para el futuro.

Por ejemplo, casi tres cuartas partes de los ejecutivos corporativos que dijeron tener estrategias holísticas para integrar las tecnologías de la Industria 4.0 también dijeron que se sienten listos para liderar a sus organizaciones a capitalizar las oportunidades asociadas con la Industria 4.0.

Solo el 27% de los que no tienen estrategias o enfoques ad-hoc expresaron la misma confianza. Estos resultados indican que las estrategias y las inversiones de la Industria 4.0 promueven la rentabilidad a corto plazo, mientras preparan a las empresas para las incertidumbres del futuro.

Alejarse de la disrupción destaca la importancia de la innovación

Las tecnologías de la Industria 4.0 son capaces de alterar radicalmente industrias enteras, pero los ejecutivos no están adoptando plenamente una mentalidad disruptiva. Solo el 17% de los ejecutivos dijo que hacer inversiones efectivas en tecnología de la Industria 4.0 era una prioridad organizacional, ocupando el lugar más bajo entre otras 12 prioridades.

Si bien, a menudo ven el valor de estas tecnologías (por ejemplo, los ejecutivos corporativos creen que internet de las cosas y la inteligencia artificial tendrán impactos profundos en sus organizaciones) solo el 5% de los líderes ha avanzado en la implementación de tecnología conectada e integrada en todas sus organizaciones.

Dado el creciente enfoque de las organizaciones en el impacto social positivo, podría suceder que los ejecutivos exploren cómo las tecnologías de la Industria 4.0 podrían ayudar a impulsar estas iniciativas hacia el futuro.

Sin embargo, pocos ejecutivos parecen reconocer o adoptar el potencial de las tecnologías de la Industria 4.0 para avanzar en iniciativas sociales y ambientales; solo uno de cada cinco líderes dijo que prioriza la inversión en tecnologías avanzadas con un impacto social positivo.

Para obtener más información y ver los resultados completos del Informe de Preparación "lndustria 4.0: En la intersección de la preparación y la responsabilidad", de Deloitte, haga clic aquí www.deloitte.com/insights/4IR.

Metodología

Esta investigación se basó en una encuesta a 2.029 ejecutivos mundiales y líderes del sector público realizada por KS&R Inc., de julio a setiembre de 2019. Las personas encuestadas representaban a 19 países de América, Asia Pacífico y Europa/Sudáfrica y procedían de los sectores industriales más importantes.

Las personas encuestadas eran ejecutivas de primer nivel y líderes del sector público, incluidos directores generales/presidentes ejecutivos, gerentes financieros, gerentes de operaciones, gerentes de mercadeo, gerentes de información y de tecnología.

Los ejecutivos del sector privado representaron a organizaciones con ingresos de $500 millones o más, con más de la mitad (52%) provenientes de organizaciones con ingresos superiores a US $5.000 millones. Más de un tercio (37%) de esas organizaciones lograron tasas de crecimiento del 10% o más en el último año.

El 66% de los líderes del sector público representaban a organizaciones y entidades con presupuestos de US $1.000 millones o más. El 44% de los encuestados tenían entre 45 y 54 años, el segmento más grande representado. Un 41% era de Europa/Sudáfrica, 30% de América y 29% de Asia Pacífico.

La Prensa