Actores en la inclusión laboral de personas con discapacidad

La inclusión es responsabilidad de todos, insta Elena Quiroz es la directora de Desarrollo Empresarial de Fundahrse

Elena Quiroz es la directora de Desarrollo Empresarial de Funahrse.
Elena Quiroz es la directora de Desarrollo Empresarial de Funahrse.

San Pedro Sula, Honduras.

Cuando hablamos de inclusión laboral de personas con discapacidad entendemos que los principales actores son las personas y las empresas, hasta este punto estamos en lo correcto. Pero debemos tener claro que para lograr procesos de inclusión exitosos hay otros actores clave que juegan un papel fundamental.

¿Quiénes son y qué rol juegan? Comenzaremos hablando de las familias. Naturalmente tienen un papel esencial en el cuidado, crianza y educación de los hijos, este es el entorno propicio para que las personas con discapacidad se desarrollen de forma integral, reciban afecto, aprendan a socializar, a expresarse y tomar sus propias decisiones.

La familia también puede convertirse en una barrera si a la persona con discapacidad se le trata de forma compasiva o sobreprotectora.

La familia debe asegurarse de que la persona pueda desarrollar sus capacidades a través de la rehabilitación y la educación formal, lo que posibilitará en el futuro el logro de la autonomía personal, independencia y mayores oportunidades.

Por su parte, el Estado debe asegurar y promover el pleno ejercicio de todos los derechos humanos y libertades fundamentales de las personas con discapacidad, de acuerdo con la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

Las instituciones de educación básica, media y superior deben garantizar una educación inclusiva para que los niños, jóvenes y adultos puedan tener acceso en igualdad de condiciones y oportunidades.

Igualmente, se deben sumar las instituciones de educación técnica, tecnológica, de desarrollo de habilidades y educación alternativa no formal.

La entidad reguladora del trabajo tiene la responsabilidad de promover, fomentar y garantizar la igualdad de oportunidades para la inclusión laboral de las personas con discapacidad y trabajar de la mano con el sector privado.

Los empleadores deben abrir sus puertas a la inclusión y la diversidad y no discriminar por motivos de discapacidad, deben asegurar la accesibilidad en el lugar de trabajo y brindar los ajustes razonables de acuerdo con la discapacidad del colaborador.

La empresa debe capacitar a sus equipos de recursos humanos, equipo gerencial y al resto del personal, sin olvidar el compromiso de la alta dirección.

En algunas ocasiones las agencias de empleo serán parte del proceso, por lo tanto, deben capacitarse en procesos inclusivos de reclutamiento y selección, para lograr una intermediación y vinculación exitosa.

Las organizaciones de la sociedad civil (OSC) que representan a las personas con discapacidad juegan un rol fundamental en la participación ciudadana, estas monitorean la implementación de leyes y políticas, hacen incidencia y luchan para que se respeten los derechos de las personas con discapacidad.

Las OSC son actores de apoyo en los procesos de vinculación para orientar a la empresa sobre el abordaje correcto de la discapacidad.

En conclusión, para crear un contexto favorable a la inclusión laboral de personas con discapacidad y lograr procesos de inclusión exitosos, es necesario que todos los actores trabajen de forma articulada desde el rol que les corresponde. ¡La inclusión es responsabilidad de todos!