Más noticias

Enfoque en las capacidades de las personas con discapacidad

Solamente se logrará una verdadera inclusión, si se trabaja de forma articulada en todos los ámbitos: familiar, social, de salud, político y económico.

/ Elena Quiroz, directora de Desarrollo Empresarial de Fundahrse

San Pedro Sula, Honduras.

Capacidad, de acuerdo con varias definiciones, se puede decir que es la aptitud con que cuenta todo ser humano para llevar a cabo una tarea o realizar pequeñas o grandes cosas.

Todos los seres humanos somos diferentes y tenemos capacidades innatas o adquiridas, que nos permiten desarrollarnos en distintas áreas, pero también tenemos dificultades y limitaciones en otras, o capacidades más desarrolladas que otras.

Si vemos únicamente la discapacidad de una persona, basándonos en los prejuicios o ideas equivocadas que la sociedad ha impuesto, nos estamos perdiendo de encontrar a personas con grandes talentos. Las personas con discapacidad logran desarrollar de manera extraordinaria otros sentidos que resultan en otras capacidades que, combinados con las habilidades de las personas “sin discapacidad” podemos lograr una diversidad de posibilidades y aprendizaje mutuo.

Cuando se piensa en discapacidad, se asocia con enfermedad, limitación, defecto, imposible, inútil, castigo; pero al contrario, según la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad, la discapacidad es el resultado de las deficiencias del ser humano (físicas, mentales, intelectuales o sensoriales) que, al interactuar con las diferentes barreras del entorno, limita el disfrute de los derechos en igualdad de condiciones.

Por lo tanto, se puede considerar que la discapacidad no está en el individuo, sino que es la misma sociedad que discapacita a las personas para que puedan ser incluidas y tengan una participación plena y efectiva en la comunidad.

La Convención hace un llamado para respetar la dignidad, independencia y libertad de todas las personas, a no ser discriminados por su discapacidad, a la participación plena en la comunidad, a respetar las diferencias, a asegurar la igualdad de oportunidades y hacer accesibles las viviendas, escuelas, hospitales, edificios, lugares de trabajo y las calles.

Todas las personas, incluidas las personas con discapacidad, tienen sueños, experiencias, ideas para compartir, un proyecto de vida que alcanzar; por lo tanto, debemos dejar atrás el estigma, el rechazo y la incomprensión, y comenzar a cambiar el enfoque de la discapacidad, para entender que, como seres humanos, son poseedores de muchas capacidades.

Solamente se logrará una verdadera inclusión, si se trabaja de forma articulada en todos los ámbitos: familiar, social, de salud, político y económico. La inclusión laboral de personas con discapacidad no es un tema de Responsabilidad Social, es un tema de derecho.

Les invito a enfocarse en las capacidades y no en la discapacidad.

Elena Quiroz, directora de Desarrollo Empresarial, de la Fundación Hondureña de Responsabilidad Social Empresarial (Fundahrse).