17/06/2024
07:26 AM

'Descartamos una crisis alimentaria por la sequía'

Tegucigalpa, Honduras.

Por la falta de lluvias en el territorio nacional, productores de diversos rubros agrícolas ya sienten el impacto en sus cultivos. Por ejemplo, las pérdidas del sector caficultor en Lempira, que representa el 80% de la actividad económica del departamento, ascienden a L140 millones, lo cual se traduce en una disminución del 40% de esa producción. Los agricultores llevan dos meses esperando lluvias y día con día se acrecienta la preocupación por el resto de la cosecha.

Otro caso que tiene encendidas las alarmas es el de Olancho -el mayor productor de granos del país-, donde la siembra de maíz, frijol y arroz lleva tres meses de retraso debido a la sequía.

Sin embargo, Jacobo Paz, ministro de Agricultura y Ganadería (SAG), habla con LA PRENSA y descarta una crisis alimentaria. Incluso señala que la producción comercial no ha sido dañada.

El funcionario recalca que cuentan con L52 millones para apoyar a los pequeños productores con semillas y fertilizantes porque han sido los más perjudicados.

Agrega que hay suficiente reserva de granos en el Instituto Hondureño de Mercadeo Agrícola (Ihma).

¿Qué productores han sido los más afectados por la sequía?

Es importante mencionar que el mayor impacto de la sequía ha sido en las zonas del corredor seco, que es la parte sur de Francisco Morazán, el sur de El Paraíso, Choluteca y en Valle. Son productores pequeños que siembran para subsistencia o autoconsumo.

En la producción comercial en la zona de Olancho, Yoro y Colón no ha habido problemas por falta de lluvias y se puede constatar. Los cultivos están bien.

¿Descarta una crisis alimentaria por la sequía?

Sí, descartamos una crisis alimentaria. Algunos opositores están diciendo eso y le han dado gran énfasis a la importación de granos. La importación se hace todos los años. Pueden investigar y ver las estadísticas y verán cuánto maíz se importa al año y este no es la excepción.

¿De cuánto es el déficit de granos?

No producimos lo que la agroindustria demanda porque se necesitan cerca de 20 millones de quintales de maíz, pero solo producimos entre 10 y 12 millones y esa ha sido la media de producción de los últimos años.

El año pasado produjimos cerca de dos millones de quintales de arroz granza, una producción récord porque en 2013 produjimos 1.5 millones y el año pasado y este casi dos millones de quintales y cada vez se produce más arroz.

Respecto de la producción de frijoles, ¿qué puede esperar la población este año?

En frijoles tenemos una reserva en el Ihma para evitar la especulación. Este grano no ha sido afectado porque se siembra de postrera, acción que comienza entre septiembre y octubre.

¿De cuánto será la importación este año?

Eso tendría que ser con las agroindustrias. Como Gobierno no vamos a importar ningún quintal porque tenemos en el Ihma suficiente reserva. Las empresas agroindustriales presentan su solicitud de importación.

¿Cuáles son las reservas del Ihma?

En maíz tenemos cerca de 50,000 quintales y en frijoles hay como 210,000 quintales, pero para dar cifras más exactas hay que consultar a las autoridades del Ihma porque estas cantidades cambian porque cada semana se vende.

¿Qué medidas están tomando para mitigar el impacto de la sequía?

Estamos trabajando para llevar semilla y fertilizantes a los pequeños productores del corredor seco.

¿Cuándo llevarán esta ayuda?

A finales de agosto, cuando termine la canícula y estemos seguros de que va a haber suficientes lluvias para sacar adelante el cultivo.

¿Ya funciona el Sistema Nacional de Gestión por Riesgo?

El Sinager es coordinado por la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco). Este año, el Gobierno asignó L100 millones por medio del PCM 036-2015.

¿Cuánto se ha erogado de estos fondos?

Se han ejecutado por lo menos L25 millones para los alimentos; es decir que a la gente que perdió su cosecha se les dan alimentos cada 15 días.

¿Qué otros fondos maneja la SAG para ayudar a los productores?

Tenemos L52 millones para semillas y fertilizantes. Estos son fondos, aparte de los que se asignan al Sinager.

En relación con el año anterior, ¿cómo mira el impacto de la sequía este año?

Siento que este año nos hemos preparado mejor. Recuerde que al año pasado hubo crisis en frijoles y a esta fecha se estaban pagando 140 lempiras por medida de cinco libras. Ahora, al sacar el frijol que estaba en el Ihma, el precio se ha estabilizado porque anda en 70 lempiras.

¿Los ganaderos se han preparado para esta época de sequía?

No se han preparado mucho. Como siempre todos los años, cuando inicia la lluvia se les olvida que hay verano y ya tenemos muchas ganaderías en crisis porque no se prepararon con pasto para la época seca.