tegucigalpa. Acelerar el proceso de vacunación anticovid y rehabilitar a tiempo las zonas productivas dañadas por las tormentas del año pasado habría permitido al país crecer un 7%, estima el Consejo Hondureño de la Empresa privada (Cohep).

El Banco Central de Honduras (BCH) calcula que el crecimiento será de un 5%, sin embargo, la gremial indica que haber tomado medidas a tiempo pudo representar un 2% más.

El gerente de Política Económica del Cohep, Santiago Herrera, señala que los retrasos impactaron en la economía durante la primera mitad del año, siendo la razón principal la tardanza en la vacunación hasta junio.

“En segundo lugar, el país fue afectado por las tormentas Eta y Iota, sobre todo el valle de Sula, occidente y el litoral atlántico. Esto redujo la capacidad productiva y las plantaciones de los principales productos de exportación, ya que a 10 meses de 2021 no se han reconstruido por completo”, detalló Herrera.

“Eso pudo haber causado una reducción en la tasa de crecimiento esperada, que bien pudo crecer un 2% más de lo que se está manifestando”, afirmó.

Los sectores que han crecido son: industria, turismo, el comercio y el consumo, este último por el aumento de las remesas familiares que crecen a tasas arriba del 33%. Sin embargo, el sector agrícola y las mipymes no se han recuperado totalmente.

Empleo

La mayor problemática este año es que a pesar de que las empresas han recuperado su capacidad de producir no ha pasado lo mismo con los empleos perdidos durante 2020, que fueron cerca de 300,000 por la pandemia.

El presidente del BCH, Wilfredo Cerrato, anunció que esta semana revisarán a la alza la proyección de crecimiento, el que esperan sea mayor al 5.2% que era el máximo proyectado en julio pasado.

Para el expresidente del Colegio Hondureño de Economistas (CHE), Julio Raudales, el país habría necesitado este año una recuperación de 10% para volver al nivel del 2019.

“Si la economía crece al 5% este año como vaticina el Fondo Monetario Internacional, estaríamos por debajo del nivel que estábamos en 2019 en producción”, consideró Raudales. Asimismo, dijo que “no es suficiente para recuperar el retardo que generó la pandemia”.

La mayor problemática este año es que a pesar de que las empresas han recuperado su capacidad de producir no ha pasado lo mismo con los empleos perdidos durante 2020, que fueron cerca de 300,000 por la pandemia.