Tegucigalpa, Honduras.

Cinco empresas importadoras de arroz tendrán que pagar un ajuste de L1.8 millones, según Linda Almendárez, gerente de la Dirección Adjunta de Rentas Aduaneras (Dara).

Lo anterior obedece a que al momento de autorizar la importación de arroz se aplicó un impuesto de casi 50% menos al vigente.

El arancel que está fijado para el ingreso de arroz es de 41% por 11 años, pero los cinco importadores pagaron 24%, agregó Almendárez.
Según la funcionaria, el error se enmendó a tiempo y ahora están aplicando los ajustes a los comerciantes.

Al consultarle sobre el monto importado, dijo que los datos se están generando y que en los próximos días rendirán un informe sobre el tema.

La Secretaría de Desarrollo Económico (SDE) había aprobado hace unas semanas una cuota de desabasto de 60,000 toneladas de arroz (1.2 millones de quintales).

Sin embargo, tras la oposición de los productores del grano, Arnaldo Castillo, titular de la SDE, desistió de la importación.

Los productores denunciaron que traer esa cantidad de arroz es un desincentivo para la producción nacional.

Actualmente, Honduras tiene un déficit de producción de dos millones de quintales de arroz al año. El consumo es de 4 millones de quintales, según la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG).

La demanda de consumo de arroz es de 3.5 millones de quintales anuales, las autoridades agrícolas proyectan una cosecha de 1.6 millones de quintales, pero del lado de los arroceros apuntan hacia los dos millones de quintales.