25/06/2022
11:19 PM

Más noticias

Cierran 300 negocios en Santa Rosa de Copán por drástica baja de café en Honduras

Las ventas en el comercio local bajaron hasta un 50%, afirman empresarios de la zona occidente de Honduras

Santa Rosa de Copán. La baja producción de café en la cosecha 2013-2014 mantiene comprimida la economía local. Las ventas han caído entre 20 y 50%, confirman los productores y empresarios del rubro.

Según Eudocio Leiva, presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Copán, la producción del aromático mueve el 45% de la actividad económica del municipio. Sin embargo, este año es menos alentador debido a la drástica reducción hasta de un 50% de la producción en ese municipio.

Esta situación repercute directamente en el comercio. “Desde que empezó el tema de la roya, las ventas de los grandes y pequeños negocios bajó. Dependemos del café, así que si a los caficultores no les va bien, a nosotros tampoco”, dice el empresario.

Para muestra un botón: cerca de 300 negocios han cerrado operaciones, lo que representa un 10% de las más de 3 mil empresas, entre pequeñas y grandes, que existen en la zona.

“Muchos negocios han tenido que cerrar porque los ingresos bajaron un 50%. Otro problema que nos ahoga son los nuevos impuestos que aprobó el Gobierno”, explica.

Leiva está consciente que el inicio de la recuperación del sector cafetero está prevista para el período 2014-2015. No obstante, temen que no sea suficiente para vigorizar la economía.

“La mayoría de los cafetaleros tuvieron que sembrar plantas nuevas, las que crecerán hasta dentro de tres años, así que la mayor producción será hasta entonces. Nos esperan varios años difíciles”, apunta.

En este momento, los empresarios dependen de los ingresos que se generan por la actividad ganadera, la agricultura y el tabaco.

“Esperamos que a esos rubros les vaya bien, porque solo eso nos queda”, afirmó Leiva.

Además, expertos de la autoridad regional sanitaria y de la dirigencia cafetalera han reiterado la necesidad de que los productores diversifiquen sus siembras para tener otras alternativas que sostengan la economía familiar.

Por ejemplo, los cultivos de cacao, de árboles maderables, de plátano, de naranjas, entre otros.

Agudiza la crisis

Muchos negocios han reducido personal. Las ventas han bajado al grado que apenas pueden cumplir con los costos de funcionamiento.

“Tuvimos que despedir a dos trabajadores porque no podemos pagar los salarios.

En otros años de buena cosecha hasta hemos contratamos más personal por la gran demanda de clientes, eso pasó en la cosecha 2011-2012. En este momento nuestro negocio registra pérdidas de 60%”, indica Kevin Mancía, encargado de la abarrotería El Campechano, ubicada en el centro de Santa Rosa.

Mario Pérez, dueño del supermercado 20 menos, asegura que los clientes compran menos productos.

“A raíz de la baja en los precios del café y de la poca producción de este grano, por la plaga de la roya, las ventas descendieron en mi negocio cerca de 30%.

Si antes la gente llevaba dos bolsas de arroz, ahora solo llevan una. El problema es que aquí la mayoría de los pobladores se dedican al corte del grano y como no hubo gran producción las fuentes de trabajo mermaron”, menciona Pérez.

Carlos Medina, dueño de la finca Agua Salada, dice que tuvo que contratar menos cortadores porque el 50% de sus cultivos fueron dañados por la roya.

“Los cultivos dieron tan poco grano, que muchos caficultores tuvimos que prescindir de trabajadores este año”, añade.

Viene meses difíciles

El panorama se pinta de gris para la economía de esta ciudad y sus alrededores.

Todo dependerá de la atención que reciban los caficultores y cómo avance la recuperación hacia la cosecha 2014-2015.