22/05/2024
06:38 PM

BID ofrece hasta $500 millones para energía renovable

Los organismos financieros internacionales han modificado sus agendas a raíz de la crisis mundial de alimentos y de las alzas al petróleo. Las autoridades de los Ofis han girado instrucciones a sus representantes para apoyar a sus países socios a fin de afrontar esos imprevistos.

    Los organismos financieros internacionales han modificado sus agendas a raíz de la crisis mundial de alimentos y de las alzas al petróleo. Las autoridades de los Ofis han girado instrucciones a sus representantes para apoyar a sus países socios a fin de afrontar esos imprevistos.

    Steven Stone, delegado residente del Banco Interamericano de Desarrollo, conversó sobre el papel que jugarán para apoyar las acciones de corto, mediano y largo plazo, con el objeto de evitar una desestabilización económica, mayor desempleo, peores condiciones de vida y una caída de la producción.

    ¿Cómo impactan estas crisis en países como Honduras?

    El alza a los alimentos y los combustibles afecta la tasa de inflación y el poder adquisitivo de las personas, y ésas son las grandes preocupaciones del BID.

    ¿Qué rol juega el Banco Interamericano para ayudar a Honduras a enfrentar esas crisis?

    Trabajamos con las autoridades para formular un plan de respuesta enfocado en tres líneas: la primera es llegar a los afectados -los que han perdido su poder adquisitivo- a través del Praf, y para eso ampliaremos la cobertura de beneficiarios de 148 mil a 200 mil personas este año.

    La segunda es apoyar al país con inyecciones de liquidez en su cuenta fiscal. Con la crisis de precios, el gasto recurrente aumentará y la capacidad de inversión puede ser afectada. La última línea será cómo mejorar la productividad agrícola. El Congreso Nacional acaba de aprobar un préstamo de 28 millones de dólares para apoyar a los productores de cuatro departamentos más afectados por la pobreza.

    Recientemente, el directorio del BID aprobó la Estrategia de Asistencia País para Honduras. ¿Qué cantidad de recursos habrá disponible para los siguientes años?

    El financiamiento para los próximos tres años será de 330 millones de dólares en recursos nuevos. El techo establecido por el BID es de 100 millones de dólares anuales para el sector público, después de que se aprobara la condonación de 1,300 millones de dólares de la deuda externa.

    ¿Qué persigue la estrategia?

    La estrategia está enfocada en fortalecer la capacidad competitiva del país. Hay tres pilares a destacar: mejorar el clima de inversiones, mejorar la competitividad y fomentar el capital humano a fin de que Honduras sea un país atractivo para hacer negocios. Honduras tiene excelentes tasas de crecimiento económico, pero no llega a todos y ése es el gran problema porque el desequilibrio social puede tener impacto en todos.

    Una de nuestras inquietudes es cómo fomentar empresas mixtas y por eso buscamos la participación del sector privado, para que el Estado no tenga esas presiones.

    ¿Entonces el sector privado tendrá nuevas oportunidades en el BID?

    El área de mayor enfoque para nosotros es el sector privado. Queremos fomentar la inversión en el sector privado para que crezca la economía. Honduras es un país con un enorme potencial, con un puerto -Cortés- certificado, abundantes recursos naturales, un sector agrícola no explotado y mucho capital humano. La inversión es clave para asegurar el futuro de Honduras.

    ¿Qué ofrece el Banco Interamericano a los empresarios hondureños?

    Con la llegada del presidente Luis Alberto Moreno al BID, el banco creó la Iniciativa de Energía Sostenible y Cambio Climático, a través de la cual hay financiamiento disponible hasta por 500 millones de dólares para los generadores de energía renovable y así los países cambien su matriz energética.

    Ustedes tienen mucho interés en promover las energías limpias en sus países miembros.

    Sí, cuando el presidente Moreno vino a inaugurar las oficinas del BID en Honduras -el 27 de marzo de 2007-, se abordó el tema de financiar los estudios de minicentrales hidroeléctricas, con inversiones hasta por 20 millones de dólares, pero también se discutió con el Bcie cómo aportar a los grandes hídricos, para lo cual se creó el Departamento de Finanzas Estructuradas y Corporativas, donde la empresa privada puede acceder a préstamos hasta por 500 millones de dólares, sin garantía soberana, o sea sin ningún tipo de aval del Gobierno, siempre que los proyectos sean rentables. Quiero enfatizar que estamos dispuestos a apoyar iniciativas de energía limpia, las puertas están abiertas para los empresarios hondureños. Una de las iniciativas del presidente del BID es promover la energía.

    La inseguridad jurídica y la corrupción ahuyentan la inversión en Honduras. ¿Qué hacer para cambiar la imagen del país?

    Ésos son factores fundamentales para el clima de negocios, son reglas claras que el inversionista quiere, son los desafíos que tiene Honduras que cumplir. Hay leyes, pero lo que se cuestiona es su aplicación.

    Del BID para Honduras

    La cartera de préstamos alcanza más de 600 millones de dólares en tres áreas: 150 millones en modernización del Estado, 350 millones en infraestructura y 150 millones para el sector social. En lo que respecta a cooperación no reembolsable -donación-, suma 70 millones de dólares.

    'El Banco Interamericano de Desarrollo está apoyando la transparencia y la rendición de cuentas, por ejemplo, el Siafi es clave para combatir la corrupción'.

    Steven Stone
    Representante BID para Honduras