28/11/2022
05:27 AM

Más noticias

BCIE busca atraer empresas de movilidad eléctrica a Centroamérica

Importación de motos eléctricas de calidad, servicios de transporte público y la instalación de ensambladoras en el istmo.

Tegucigalpa, Honduras.

El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) explorará con la pequeña y mediana empresa de Taiwán las posibilidades de inversión en la región en materia de movilidad eléctrica.

El banco regional tiene la visión de importar motos eléctricas para la región, la posibilidad de instalar ensambladoras de esos vehículos, servicios de movilidad para la agricultura y transporte público de personas, explicó su presidente Dante Mossi, quien el próximo 3 de agosto inaugurará en Taipéi una oficina del BCIE.

OTRAS OFICINAS

A inicios de julio, Mossi inauguró la oficina del BCIE en Corea del Sur, otro socio extrarregional. También tiene previsto inaugurar oficinas en España y Argentina, países que igual son socios extrarregionales del Banco. Taiwán ingresó al organismo en 1992 y su capital supera los 700 millones de dólares.

La apertura de una oficina del BCIE en Taipéi es favorable porque se tendrá un “diálogo más fluido con el Gobierno de Taiwán” y porque ese país “se ha desarrollado como un tigre asiático, pero con una historia diferente, que le apostó a su mediana y pequeña empresa, y en eso nos sentimos muy identificados en Centroamérica”, subrayó.

“Queremos invitar a esa pequeña y mediana empresa de Taiwán a que venga a Centroamérica a invertir como lo ha hecho en otras zonas del mundo, y la mejor manera de hacerlo es tener una oficina allá para facilitar esa relación comercial que queremos explotar”, dijo Mossi.“Estamos en conversaciones con el Gobierno de Taiwán, tenemos reuniones con su Ministerio de Industria porque queremos traer las motos eléctricas de calidad a Centroamérica”, enfatizó.

Lo ideal, según el presidente del BCIE, sería que los empresarios de Taiwán vinieran no solo a vender las motos, sino también a ensamblarlas, a hacerlas en Centroamérica, ya que la movilidad eléctrica comienza por las personas que más lo necesitan, como los pequeños empresarios, para mover sus productos agrícolas del campo a la ciudad y que dejen de depender del precio del petróleo.

Asimismo, suscribirá un convenio para el apoyo a las pequeñas emprendedoras de Centroamérica y visitará fábricas de autobuses eléctricos, otro sector que también sería importante explorar con Taiwán por la demanda que también hay de ese servicio en la región.