Más noticias

Bajas ventas e inseguridad, lo que más afecta a empresas hondureñas

El sector privado urge medidas para agilizar el proceso de vacunación y mejorar la seguridad, pues afirman que más del 40% de las empresas reportan bajas ventas.

Tegucigalpa. Las bajas ventas por la reducción del poder adquisitivo de los consumidores y la inseguridad son los dos principales problemas que obstaculizan el crecimiento de las empresas en este momento, revelan los resultados de la segunda encuesta de reactivación económica realizada por la Cámara de Comercio e Industria de Tegucigalpa (CCIT).

En el informe, que toma datos a agosto, indican que el 50% de los empresarios encuestados afirma que el bajo poder de compra de los consumidores es su principal desafío en este momento, en segundo lugar, el 42% dice que la inseguridad.

A estas problemáticas se suman la crisis por el covid-19, las pocas oportunidades de financiamiento y la competencia desleal por el sector informal. Asimismo, la ineficiencia en trámites públicos y las dificultades para exportar o importar.

Para mermar el impacto en los negocios y evitar el cierre de micro y pequeñas empresas, el sector privado insta al Gobierno a que agilice el proceso de vacunación, así como a mejorar la seguridad ciudadana.

Adicionalmente, consideran necesario que se otorguen estímulos a la innovación y emprendimiento, se amplíen las líneas de financiamiento y se simplifiquen los trámites. Rafael Medina, director ejecutivo de la CCIT, explica que se refleja un efecto rebote en la economía este año. Es decir, que en comparación con las cifras de 2020, cuando la economía cayó en 9%, la reactivación es significativa. No obstante, la actividad económica está lejos de lograr los niveles de antes de la pandemia.

Las autoridades del Banco Central de Honduras (BCH) estiman que posiblemente hasta para 2024 se recupere la capacidad productiva tras los efectos de la pandemia y las tormentas Eta y Iota, que duplicaron la tasa de desempleo y elevaron la pobreza.