Tegucigalpa, Honduras.

Para este año, los productores arroceros esperan completar una cosecha de al menos dos millones de quintales, cantidad, que según cálculos, representa apenas un tercio del consumo total de arroz del país en un año.

De acuerdo con el productor arrocero Hernán Vindel, la cosecha ya comenzó en algunas zonas, y la meta del rubro, con apoyo gubernamental es alcanzar la autosuficiencia en arroz y fortalecer de esa forma la seguridad alimentaria.

Vindel agregó que el precio de garantía convenido con la agroindustria es L400 por quintal, el mismo que el del año anterior, pero a manera de compensación, el pago por el grano fue cancelado con mayor rapidez y sin tanta traba en comparación con lo sucedido en otras ocasiones, lo que anima a los productores arroceros.