09/12/2022
01:58 PM

Más noticias

Arroceros de Honduras están en contra de la importación por desabasto

Los beneficios de arroz niegan que la importación sea injustificada y argumentan que la producción nacional es insuficiente y que la sequía está afectando los cultivos.

Tegucigalpa, Honduras.

Los productores de arroz se oponen a la importación por desabasto de 30,000 toneladas del grano (660,000 quintales) solicitada por la agroindustria el pasado 2 de julio.

Las importaciones por causa de desabasto sin pago de arancel se autorizan cuando la producción nacional y el contingente de importación en el marco del Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamerica y República Domincana (Cafta-RD) no cubre la demanda nacional.

En el período 2007-2012, las importaciones mediante desabasto sumaron 2.7 millones de quintales. Los productores aseguran que la sequía no ha afectado los cultivos de este grano y que no hay necesidad de importar por desabasto porque la demanda nacional, de unos 3.7 millones de quintales de arroz oro puede cubrirse con los 2.7 millones a importar bajo el Cafta más la producción nacional que ronda los 1.2 millones de quintales de arroz oro.

Fredy Torres, vicepresidente de la Asociación Nacional de Arroceros, detalló que ya han comercializado unos 850,000 quintales de arroz granza (552,500 quintales oro) y esperan que con la llegada del invierno en la zona norte y en el litoral atlántico la producción al final de año ascienda a dos millones de quintales de arroz granza (1.3 millones de quintales oro) y así cubrir la demanda nacional.

Los productores añaden que no solo los arroceros serían perjudicados. El Gobierno dejaría de percibir unos L113 millones al no cobrar el arancel del 45%. La urgencia de solicitar la autorización se debe a que por ley deben hacerlo a más tardar en agosto. Lo anterior significa que el grano estadounidense entraría al país en septiembre, octubre y noviembre, cuando parte de la cosecha nacional está saliendo.

Los beneficios de arroz niegan que la importación sea injustificada y argumentan que la producción nacional es insuficiente y que la sequía está afectando los cultivos.