Estancadas las negociaciones del aumento al salario mínimo

Obreros no aceptarán menos del 4.1%, aseguran sus representantes.

Trabajadores del sector construcción en la fundición de una losa en San Pedro Sula.
Trabajadores del sector construcción en la fundición de una losa en San Pedro Sula.

TEGUCIGALPA.

Las negociaciones por el aumento al salario mínimo siguen estancadas, ya que obreros y empresarios no ceden en sus posiciones.

Los representantes de los trabajadores presionan por un aumento de al menos 4.01%, igual al porcentaje en que cerró el índice de precios al consumidor (IPC) en 2020. A su criterio, este porcentaje apenas reconoce el costo de vida y no el aumento de la productividad que se registró el año anterior, que sumaría un 1.58%.

Afirman que en la mesa de negociación, que es mediada por las autoridades de la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social, no se ha llegado a un acuerdo porque el sector privado propone un incremento menor.

“Un ajuste menor al índice inflacionario oficial es ilegal, eso sería una crucifixión en las negociaciones del salario mínimo”, dijo Daniel Durón, secretario de la Central General de Trabajadores (CGT).

Por su parte, Rafael Medina, portavoz del sector privado, informó que la postura de la iniciativa privada es mantener los empleos y lograr un convenio justo, como se ha hecho en los últimos años.

El argumento de los empresarios es que la economía no se ha reactivado ni se han recuperado los más de 208,000 empleos perdidos en 2020, por lo que algunos temen que al aumentar los salarios las empresas se vean obligadas a despedir más personal.

La propuesta inicial de la clase trabajadora son aumentos de 6% en las empresas que tienen de 1 a 10 trabajadores; 6.75% en las de 11 a 50, y un 7.60% para aquellas que emplean de 51 a 150 personas. Mientras que para las empresas grandes de 150 empleados en adelante, el aumento que solicitan es de 8.5%. Estos incrementos serían de 400 a 1,000 lempiras mensuales.

La crisis en el mercado laboral empeoró durante 2020, según la Secretaría del Trabajo, que reporta que la tasa de desempleo abierto aumentó de 5.7% a 9.5%, pasando de 240,000 a 450,000 el número de personas sin ningún empleo.

El documento detalla que más del 80%, o sea, 2.6 millones de trabajadores, ganan menos de un salario mínimo, que es de 10,022 lempiras en promedio.

Solo el 16% (575,000) devengan entre uno y dos salarios, por lo que solo un 5% tiene ingresos de dos salarios o más.

La Prensa