Buscan alternativas para reactivar 250,000 empleos

La Chico informó que algunas empresas han empezado a despedir personal y otras están aplicando suspensiones laborales.

Obreros de la construcción funden una plancha de concreto en Tegucigalpa, Honduras.
Obreros de la construcción funden una plancha de concreto en Tegucigalpa, Honduras.

SAN PEDRO SULA.

Cerca de 1,100 millones de lempiras ha perdido la industria de la construcción y más de 250,000 trabajadores están dejando de recibir salarios por la paralización de labores debido a la cuarentena para evitar la propagación del coronavirus en el país.

Gustavo Boquín, presidente de la Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción (Chico), explicó que el sector representa el 3% del producto interno bruto (PIB), y a diario el país pierde aproximadamente 1,7000 millones.

El empresario también explicó que el impacto indirecto que tiene en la economía es del 15% del PIB, ya que, según él, por cada lempira que se invierte este rebota hasta 5 o 6 veces en la economía nacional.

Empleos
1- Cerca de 210,000 empleados de la industria de la construcción trabajan por obra y están completamente parados

2- Unos 40,000 tienen contratos fijos que pueden recibir su sueldo mensualmente.

“Es preocupante, es una gran pérdida, entendemos que tenemos que respetar la cuarentena; pero es el momento de empezar a buscar las formas correctas para reanudar operaciones de forma segura para que el sector no colapse totalmente”, dijo Boquín.

El presidente de la Chico resaltó que la industria de la construcción está acostumbrada a cumplir con protocolos de seguridad laboral, por lo que incluir uno de bioseguridad no será ningún problema para que el sector vuelva a operar.

Despidos

Boquín explicó que se está desarrollando un protocolo de bioseguridad con aportaciones de las cámaras chilena y colombiana de construcción, así como de Invest-H, colaboradores de la Chico y la Secretaría de Trabajo de Honduras para elaborarlo.

Otro punto importante que resaltó el empresario es que algunas industrias ya iniciaron con los despidos de sus empleados debido al poco flujo en caja que manejan que no les permite seguir pagando el personal.

“Ya iniciamos muchos a cesar empleados, hay empresas que han cesado por 30 o 60 días a su personal, otras tomaron la decisión de despedirlos, algunos porque sus contratos ya estaban próximos a vencerse”, señaló.

La Prensa