Rechazan posición de la OIC sobre precio del café que afecta a productores

Según representantes cafetaleros a nivel mundial, el mercado está siendo manipulado

Un cortador muestra los frutos de café recién cortados en una finca en Atima, Santa Bárbara.
Un cortador muestra los frutos de café recién cortados en una finca en Atima, Santa Bárbara.

Tegucigalpa, Honduras.

Productores y representantes del sector cafetalero a nivel internacional reaccionaron a las declaraciones del director de la Organización Internacional del Café (OIC), José Sette, en las que recomendó a los caficultores que vendan el café y no esperen precios altos.

“Deberían evitar convertirse en especuladores reteniendo el café a la espera de un precio alto que puede no llegar nunca. En vez de eso, deberían vender el producto poco a poco para obtener el precio medio justo de la temporada”, explicó Sette.

La posición de Sette genera malestar y desesperanza entre los productores, que afirman que eso solo beneficia a las grandes transnacionales y los países consumidores, mientras que afecta grandemente a los países productores, como Honduras, que es el cuarto mayor exportador y sexto productor en el mundo.

Marco Antonio Jacob, director de la Asociación Brasileña de Cafeteros, dijo que la “Organización Internacional del Café manipula los datos mundiales de producción de café, haciéndonos creer que hay café, cuando en realidad tendremos un gran déficit de producción en la cosecha 2019-2020 de 8.3 millones de sacos”.

Aunque la OIC estima un producción de 168.7 millones de sacos y un consumo de 169.3 millones de sacos, lo que indica un déficit de 0.63 millones de sacos, o sea menos de un millón. Eso se debe, de acuerdo con Jacob, a que la OIC no toma los datos oficiales del gobierno de Brasil de la proyección de cosecha “para que el precio del café no suba y beneficie al cartel importador”. Indica que la cosecha de Brasil será de 49.3 millones de sacos y no de 57 millones como dice la OIC.

De igual manera, Fernando Morales de la Cruz, fundador de Café For Change (iniciativa global para erradicar la pobreza y el trabajo infantil en las zonas cafetaleras), afirmó que “hay un déficit de más de ocho millones de sacos y el mercado está siendo manipulado desde Suiza”.

Morales de la Cruz calificó de insensatas las declaraciones del director de la OIC y afirma que el precio actual de 110 dólares por quintal (46 kilogramos) es muy bajo, considerando el déficit que existe. Reitera que los bajos precios generan pobreza y solo benefician a los grandes importadores.

Respuestas

Sobre el tema, el Instituto Hondureño del Café (Ihcafé) no se ha pronunciado, reconoce el vicepresidente de esa gremial, Dagoberto Suazo.

Esto pese a que en Honduras los productores están en crisis económica, con altos niveles de pobreza en las zonas cafetaleras. El 90% de los 120,000 productores son pequeños.

La cosecha anterior cerró con 8.8 millones de quintales de café exportados y las divisas cayeron de 1,137 a 950 millones de dólares. Fueron 4,600 millones de lempiras menos para los productores, a quienes más golpea la crisis.

“Mucha gente espera que el mercado se recupere, pero no vemos que eso vaya a suceder en el corto plazo”, explicó Miguel Pon, director ejecutivo de la Asociación de Exportadores de Café de Honduras (Adecafeh).

Entre octubre y diciembre, el precio subió a 130 dólares, sin embargo, en enero bajó a menos de 100 dólares otra vez y a la fecha se cotiza en $110. El precio internacional está por debajo de los costos de producción y peor es para los caficultores en el país, que venden a menos del 50% del precio que se cotiza en la bolsa.

La Prensa