Ihcafé presenta plan de apoyo para sostenibilidad del sector cafetalero

Las autoridades presentaron tres puntos para apoyar a los productores que han sido afectados por los precios bajos y el cambio climático.

Un cortador en Santa Bárbara recolecta la cosecha de café. archivo
Un cortador en Santa Bárbara recolecta la cosecha de café. archivo

SAN PEDRO SULA.

El Instituto Hondureño del Café (Ihcafé) presentó al Gobierno una propuesta de apoyo para sostenibilidad cafetalera.

La misma busca dar soluciones a la compleja crisis que abate a los caficultores hondureños generada por los bajos precios en el mercado que está volviendo insostenibles los gastos en las fincas.

La propuesta de apoyo está orientada en tres puntos: el primero es la readecuación de deudas y refinanciamiento de créditos para los productores de café.

El segundo es un apoyo directo no reembolsable, a través de un subsidio en la compra de fertilizantes, y el último es un apoyo no reembolsable para el fortalecimiento de los centros de investigación y capacitación del Ihcafé.

Según el comunicado que emitieron las autoridades de los cafetaleros, el instrumento de apoyo se acordó en la última reunión de la junta directiva, para que el Consejo Nacional del Café lo pueda analizar. Francisco Ordóñez, presidente del Ihcafé, y Ebal Díaz, secretario de la Presidencia, se comprometieron a dar seguimiento a la resolución y brindar los detalles de aplicación de este esfuerzo.

Emilio Medina, empresario cafetalero, indicó que para la cosecha 2019-2020 esperan una reducción de entre 1 millón y 1.5 millones de quintales.

Sin embargo, el empresario destacó que en las últimas tres semanas el precio del café está repuntando en el mercado internacional.

“Ya tocamos los 125 dólares por quintal y eso nos tiene con bastante ánimo, es importante señalar que el alza está pegando al inicio de la cosecha, o sea, que toda la cosecha tendrá un impacto positivo”, expresó Medina. El empresario lamentó que algunos productores se hayan desanimado y botado su unidad productiva para cambiar de cultivo.

La Prensa