Nueva York, Estados Unidos.

La dolorosa derrota frente al australiano George Kambosos está en el pasado para Teófimo López porque ya tiene definido su futuro boxístico en este 2022.

Diario LA PRENSA conoció en primicia que deja atrás la categoría de pesos ligeros y sube a las 140 libras, superligero o welter júnior, para combatir en sus dos peleas que tiene pactadas en el presente año.

Entre abril y mayo, Teófimo López se subirá al ring para enfrentarse con el estadounidense Arnold Barboza Jr. clasificado como el noveno mejor peso welter júnior activo del mundo. Aún no está definida la ciudad del combate.

Luego, y considerada la pelea más exigente, contra el escocés Josh Taylor, el campeón indiscutido del peso superligero. Tampoco tienen una sede oficial, pero está pactada entre julio y agosto.

Teófimo López, nacido en Estados Unidos y de padres hondureños, tiene contemplado en 2023 volver a subir de categoría, daría el paso a las 147 libras o peso wélter.

Teófimo será sometido a exámenes médicos la mañana del lunes 24 de enero previo a su viaje a Honduras donde será abanderado en la toma de posesión presidencial el jueves 27 de enero.

El pugilista de 24 años peleó con problemas de salud frente a George Kambosos, el 27 de noviembre del 2021, y su estado crítico se dio a conocer luego del combate frente al australiano.

López estuvo cuatro días internado en la unidad de cuidados intensivos, sus pulmones estuvieron a punto de colapsar. El catracho sufrió por el covid-19 meses antes de la pelea, misma tuvo que posponerse.

Actualmente su estado físico está en el proceso de recuperación y dentro del staff que lo acompaña garantizaron que estará en óptimas condiciones para su primera pelea contra Arnold Barboza Jr.