11/04/2024
02:40 AM

No quieren a Sergio Ramos en el Sevilla: “Es una falta de respeto”

  • 06 septiembre 2023 /

El defensa español pidió disculpas a la afición del Sevilla tras confirmarse su fichaje.

Sevilla, España.

La leyenda del fútbol español Sergio Ramos volvió el lunes al Sevilla casi dos décadas después de su salida rumbo al Real Madrid, donde forjaría su exitosa carrera deportiva.

El defensa, de 37 años, llega al equipo andaluz como agente libre al encontrarse sin equipo desde junio pasado cuando finalizó su contrato de dos años con el París Saint-Germain.

Según la prensa española, Ramos cobrará algo más de un millón de euros (1,079 millones de dólares), lejos de los 20 millones (21,5 millones de dólares) que le habría ofrecido el Al Ittihad de Arabia Saudita.

Pero el regreso de Sergio Ramos al Sevilla no ha gustado para nada a los ultras que animan al conjunto hispalense. El grupo los Biris Norte ha emitido un comunicado el martes a través de las redes sociales, en el que arremeten contra la directiva del club por haber efectuado el fichaje del defensa de Camas.

Sergio Ramos posando con la camiseta del Sevilla.

“Como grupo ultra del Sevilla FC desde hace casi 50 años, queremos expresar nuestro rechazo a quienes propusieron este fichaje. No nos mueve el odio ni el rencor, sino el amor y el orgullo por nuestro club, su historia y su afición. Creemos que la sola propuesta de este fichaje ya suponía una falta de respeto a los valores que nos han hecho grandes, a los símbolos y leyendas que han defendido nuestro escudo, y a los miles de sevillistas que han sufrido los desprecios de este jugador en el pasado”, afirman los ultras en el escrito.

Los Biris Norte consideran que “este fichaje beneficia más a los intereses de unos directivos que ni entienden, ni comprenden lo que hace grande al Sevilla FC y que solo miran por sus intereses personales y/o económicos”. “Nosotros no somos como ellos y siempre estaremos al lado del Sevilla FC, pero no de quienes lo manchan con sus decisiones”, aseguran.

“Estamos hartos de ver cómo los directivos y grandes accionistas del Sevilla FC priorizan sus intereses económicos sobre lo que realmente significa ser sevillista, aunque hasta cierto punto podemos comprenderlo, ya que esto no es más que su negocio, su medio de vida, y ellos no han crecido con un amor verdadero por este club, sino que su vinculación fue heredada, o comprada, en forma de acciones”, exponen también en la nota.

Los Biris han querido aclarar que no llevarán a cabo “actos como huelgas de animación o insultos a ningún jugador durante los partidos”. Eso sí, recalcan: “Tampoco podemos ni debemos mostrar apoyo a cualquier acto que atente contra los principios y la dignidad del Sevilla FC”. “El Sevilla somos nosotros (TODOS los aficionados), no quienes, desde un despacho, se aferran a un sillón para poder seguir viviendo a costa del Sevilla FC”, se sentencia.

Sergio Ramos celebran un gol anotado con el Real Madrid ante el Sevilla en la Copa del Rey 2016/2017. El defensa se encaró con los aficionados.

Por su parte, Sergio Ramos se ha mostrado muy ilusionado por poder volver a vestirse con los colores del equipo en el que se formó y en el que debutó como profesional. Jugó al máximo nivel en el Sevilla entre 2003 y 2005 y allí vuelve ahora que encara la recta final de su carrera. “Deseando volver a casa, no tenía sentido irme a ningún otro sitio sin pasar por aquí. Era una deuda con mi padre, con mi abuelo, con el sevillismo y con Puerta, con muchas cosas que han significado mucho, y creo que era el momento”, reconoció nada más aterrizar en la capital andaluza.

De hecho, el ya exjugador del PSG ha querido pedir perdón al arrancar esta nueva etapa en la entidad. “Han pasado 18 años desde que me fui y bueno... Creo que he cometido errores y quiero aprovechar la oportunidad para pedir disculpas en primera persona y pedir perdón a cualquier sevillista que se haya sentido ofendido por cosas y gestos que pude hacer en su momento”, se sinceró. “Demasiada gente tenemos fuera como para pelearnos nosotros”, consideró, además.