Comayagua, Honduras.

El clásico entre Motagua y Olimpia se ha interrumpido en el estadio Carlos Miranda de Comayagua tras una inspección de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) luego de la alerta roja que decretó el Gobierno de la República de Honduras que prohíbe la aglomeración de más de 50 personas en un determinado lugar.

Autoridades de Copeco llegaron al inmueble y se dieron cuenta de la presencia de muchas personas ajenas al espectáculo deportivo que fue anunciado para jugarse a puertas cerradas.

Más de 300 personas habían en el estadio de Comayagua viendo el clásico. Hasta algunas novias de jugadores estaban presentes en las gradas. También habían 120 elementos de seguridad que fueron sacados.

Autoridades de Copeco se hicieron presente en el estadio Carlos Miranda de Comayagua para realizar una inspección. Foto Ronald Aceituno

Las autoridades de Copeco siguieron las órdenes del Gobierno de Honduras. Foto Ronald Aceituno

DIEGO VÁZQUEZ

Entre las personas presentes en las gradas del Carlos Miranda también se encontraba el entrenador del Motagua, Diego Vázquez, quien fue expulsado en la jornada anterior. El argentino también fue sacado junto con Hugo Caballero.

Directivos, recogebalones y otras personas fueron sacados de las graderías.

'Ahí solo deben haber jugadores, cuerpo técnico y árbitros, ni recogepelotas pueden haber porque se excede el límite de personas', explicó el dirigente deportivo Grabiel Rubí en declaraciones a Radio América.

'Se ha girado una alerta roja hoy, donde se han cancelado todos los eventos públicos y privados con participación de más de 50 personas, Motagua no ha acatado la disposición, ahí hay más de 300 personas y eso no puede ser, ya lo habíamos hablado con la Liga Nacional y entonces estamos dando la orden, la situación es delicada', agregó Rubí.