Noruega.

Con dos semanas y tres partidos menos de recorrido en esta pretemporada, el Atlético de Madrid no sólo aplacó al Manchester United, al que redujo a una expresión menor en ataque en cuanto superó los primeros minutos de inseguridad y se ajustó sobre el terreno de juego del estadio Ullevaal de Oslo, sino que además lo doblegó por medio de Joao Félix, cuyo reestreno fue concluyente (1-0).

Su gol en el minuto 86 -dos toques con la derecha para conectar un tercero, el del tiro, desde fuera del área, lejos del alcance de David de Gea- expresó la determinación de un futbolista del que aún se aguarda su explosión definitiva, pero del que nadie duda de sus condiciones y su talento para ser todo lo que quiera.

En ello está. Ha demostrado fases de su incontestable fútbol en tres años. Le falta agrandarlo con constancia para ser aún mejor.

El partido no fue un amistoso al uso. El ritmo, la tensión (incluso hubo un amago de tangana por un feo gesto con el codo de McTominay para impedir la salida de Jan Oblak, que luego dejó la pierna, o la expulsión final de Fred), las infracciones y la ambición de los dos bloques delataron que no era un simple encuentro veraniego.

El espíritu competitivo de ambos no admite términos medios. Y mucho menos, el Atlético de Simeone.

Ficha técnica:

1 - Atlético de Madrid: Oblak; Molina (Sergio Díez, m. 58), Savic (Wass, m. 58), Giménez (Witsel, m. 58), Reinildo; Kondogbia (Koke, m. 58); Llorente (Griezmann, m. 58), Kondogbia (Koke, m. 58), Lemar (De Paul, m. 58), Carrasco (Saúl, m. 58); Correa (Joao Félix, m. 58) y Cunha (Morata, m. 58).

0 - Manchester United: De Gea: Dalot, Maguire, Lindelof, Malacia; McTominay (Van de Beek, m. 68), Fred; Elanga (Pellistri, m. 75), Bruno Fernandes, Rashford; Martial (Eriksen, m. 68).

Gol: 1-0, m. 86: Joao Félix.