Dembélé se rompe un tendón en el muslo derecho y dice adiós a la temporada

El delantero se volvió a lesionar luego de que no ha podido jugar desde el pasado mes de noviembre.

La lesión de Dembélé es un duro golpe para el FC Barcelona ya que además está lesionado Luis Suárez.
La lesión de Dembélé es un duro golpe para el FC Barcelona ya que además está lesionado Luis Suárez.

Barcelona, España.

El extremo francés del Barcelona Ousmane Dembélé, sufre una "rotura completa del tendón proximal" del muslo derecho, informó este martes el club azulgrana, con lo que puede dar prácticamente por acabada su temporada a pocos meses de la Eurocopa.

Dembelé tiene "una rotura completa del tendón proximal del bíceps femoral del muslo derecho", precisó el Barça en un comunicado, en el que no detalla el tiempo de baja de una lesión, que suele necesitar entre tres y cuatro meses de recuperación.

Ver: El estilo de vida de Dembélé que enfada al Barcelona

El Barça se limita a señalar que "en las próximas horas se determinará qué tratamiento seguirá para su recuperación".

Adiós a la temporada

Dembélé prácticamente dice adiós a la temporada con esta lesión y parece tener complicado llegar en condiciones a la Eurocopa de 2020 que comienza el próximo 12 de junio.

El extremo francés se retiró el lunes del entrenamiento tras sufrir unas molestias en el muslo derecho, pero el club comunicó que se trataba de "fatiga muscular".

Las pruebas médicas a que ha sido sometido muestran una lesión más grave, casi idéntica a la que sufrió en 2017 cuando estuvo cinco meses de baja por la rotura del tendón del bíceps femoral del muslo izquierdo.

Dembélé apenas empezó hace quince días a hacer parte de los entrenamientos con el grupo, tras la lesión que sufrió el pasado 26 de noviembre en el partido de Liga de Campeones contra el Borussia Dortmund (3-1).

Esta nueva rotura pone un jalón más en el rosario de lesiones sufre el jugador desde su llegada al Barcelona en 2017, que le han llevado a perderse 63 encuentros en estos dos años y medio.

Para el Barcelona es, además, un golpe duro, ya que, tras renunciar a fichar a un delantero para suplir la baja de Luis Suárez, el técnico Quique Setién había puesto muchas esperanzas en la recuperación del francés.

La Prensa