04/12/2022
12:01 AM

Más noticias

Señales de que debes cambiar los neumáticos de tu vehículo

Reemplazar o rotar las llantas de tu auto es preciso para una conducción segura y placentera. Identifica cuándo hay que hacerlo

Mantenimiento automotriz

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- Todo conductor responsable debe tener en cuenta que una alta gama de factores pueden ser incidentes en la renovación, reemplazo o rotación de sus neumáticos. ¿Cuáles son?

Francisco Nájera, gerente de operaciones de Autec, explica que los kilómetros recorridos, dependiendo de los terrenos transitados, repercuten notoriamente “pues entre más agresivos sean los suelos, más se agrava el desgaste en las ruedas”.

MIRA TAMBIÉN: Por qué y cómo debes cuidar el aceite del motor de tu auto

En esa línea, también influyen el uso del vehículo, los fines con los que este se emplee o, como es más común, su estado físico. “Todas las llantas contienen marcas que nos indican cuándo están cerca o sobre el límite de desgaste, y es entonces cuando los fabricantes recomiendan renovarlas”, detalla.

La rotación de ruedas es algo que debe incluirse en el mantenimiento preventivo del vehículo, para optimizar el rendimiento de las llantas.

MANTENIMIENTO

Nájera añade que la respectiva rotación de ruedas debe incluirse en el mantenimiento preventivo del vehículo, sin excepciones o postergaciones. “Entiéndase por mantenimiento preventivo aquel que realizamos cada 5,000 kilómetros o 3,000 millas, esto para optimizar el rendimiento de las llantas”, apunta.

Asimismo, agrega que “la rotación tiene como fin equilibrar el desgaste cotidiano debido a que por temas técnicos esta no siempre es igual en las cuatro ruedas, y es por ello que sirve como una herramienta que extiende la vida útil de nuestras llantas”, resalta.

POSICIÓN

Retomando el punto del deterioro individual, el experto rescata que “hay una teoría que dice que las mejores llantas deben ir en la parte frontal, mientras que otra apunta a que las que se encuentren en mejor estado se ubican donde el vehículo tenga la tracción”.

ADEMÁS: Aprende a lidiar con el tráfico pesado: recomendaciones

En cualquiera de los casos, debe ser consecuente con el hecho de que no es necesaria una llanta ponchada o totalmente vaciada de aire para abocarse a una llantera y hacer un reemplazo, ni tampoco resbalar en cada giro para visitar un taller para renovarlas.

PREVENCIÓN

Muchos conductores suelen descuidar la medición del aire de las llantas, siendo este un aspecto muy importante. Lo recomendable es tener las llantas infladas con la presión recomendada.

Esta se encuentra generalmente en una placa en el costado de la puerta del conductor, en la tapa de la gasolina o si no lo sabes, consulta en el manual del auto.

Sino puedes llegar a un taller, el cambio de algún neumático en determinados casos tendrás que realizarlo tú mismo, para lo que deberás contar con la opción de repuesto.

Una llanta por debajo de la presión ideal consumirá más gasolina, elevará la emisión de CO2 y provocará un desgaste prematuro. Además, reducirá la eficiencia en el frenado, causará deterioro irregular y puede llevar a un estallido.