20/04/2024
05:12 PM

¿Qué tipo de conductor eres?: conoce tu perfil al volante

  • 17 febrero 2023 /

Mientras el agresivo representa un riesgo para sí mismo y su entorno, el prevenido es un modelo a seguir

Manejo seguro

SAN PEDRO SULA, HONDURAS.- Quienes afirman que “todo se parece a su dueño”, probablemente concuerdes con la idea de “dime cómo conduces y te diré quién eres”.

Y es que el factor humano está presente en prácticamente todo lo que se elige, se dice y se hace. En ese sentido, sería una utopía creer que cada conductor hará justo el mismo uso del volante que cualquier otro.

MIRA: Prolonga la vida útil de tu motor con prácticas rutinarias y sencillas

Según la forma en que una persona se enfrenta al tráfico diario, las imprudencias de otros choferes y los imprevistos que ofrecen las calles, entre otras posibles causales, podrá identificar qué tipo de conducción lo define. Aquí una guía práctica.

PERFILES CLAVE

CONDUCTOR AGRESIVO

El conductor agresivo no controla sus emociones y tiende a ser más propenso a accidentes.

Uno de los más comunes y peligrosos es el agresivo, que tiende a manejar como si todo le molestara: el tráfico, los otros vehículos y choferes, los peatones, los animales que cruzan; en fin, todo a su alrededor es un enemigo.

El uso excesivo de la bocina, vocabulario obsceno y arrebatos al volante son rasgos predominantes y de sumo cuidado, pues los vuelve más propensos a sufrir y provocar accidentes.

CONDUCTOR DEFENSIVO O PRECAVIDO

Los perfiles precavidos están atentos a respetar las normas y leyes de tránsito.

Este tipo podría catalogarse como un modelo a seguir. Siempre está atento a respetar las normas y leyes de tránsito, es seguro, maneja con cuidado y muestra empatía por su entorno.

TE INTERESA: Conoce la utilidad de los sensores y catalizadores de tu vehículo

Sin embargo, puede llegar a molestar a otros cuando lleva la precaución a un nivel excesivo, como cuando conduce demasiado lento, o en ocasiones en las que contrarresta con perfiles agresivos.

CONDUCTOR SUMISO

La inseguridad es el mayor rasgo de los sumisos, que se intimidan fácilmente al volante.

Por su parte, la inseguridad es la mayor característica de los conductores sumisos, que se intimidan fácilmente, siempre ceden el paso, conducen lento y pueden ser la causa de un atasco vehicular por el temor a incorporarse a una autopista o avenida muy transitada. En general, la toma de decisiones no es su mayor fuerte, por lo que, aunque no impliquen un peligro inmediato, sí tienen mucha oportunidad de mejora.

CONDUCTOR DESPISTADO

Este tipo de choferes representa un grave peligro porque chatean, hablan por teléfono y descuidan su seguridad y la de los demás.

Este tipo de conductores suele dejarse llevar por las nuevas tecnologías; envían mensajes, reciben llamadas y navegan en redes sociales mientras están al volante. Incluso suben al límite el volumen de la música, se quedan dormidos por segundos o si es una mujer, va maquillándose de camino al trabajo, la cita o la reunión.

El caso es que parecen menospreciar el hecho de que representan una amenaza para ellos mismos y los demás.

CONDUCTOR COMPETITIVO

Los competitivos perjudican su entorno, aunque no sean conscientes por completo.

Este puede percibirse similar al agresivo, aunque no se trata realmente del mismo perfil. El fuerte de su esencia es siempre ir primero, por eso rebasan los límites de velocidad y pueden incluso pasarse un semáforo en rojo. Pero así como en muchos momentos corren con suerte, en otros podrían resultar víctimas de sus arrebatos.

LEE: La empatía, valor primario que debes practicar cuando vas al volante

TOMA NOTA

Recuerda que la forma en que una persona gestiona sus emociones determina el tipo de conductor que es, así que realiza un análisis introspectivo e identifica tus fallas o puntos débiles, sin dejar de lado las buenas prácticas que quizá sean mayoría.

En caso de ser necesario, toma las medidas pertinentes para ser cada día más precavido, responsable, empático y ejemplar mientras te desplazas en tu vehículo.