Violencia Estética: la presión de ser bellas

Las consecuencias físicas y mentales de los estándares de belleza están muy presentes en la sociedad hondureña, sobre todo en las mujeres jóvenes

Para “ser aceptadas”, muchas jóvenes se muestran en poses y vestuario erótico, no apto para su edad.

REDACCIÓN. El ideal de la mujer perfecta sigue siendo un tema de controversia en los estándares sociales, puesto que, pese a las luchas de los grupos feministas y de derechos humanos, las grandes industrias de la moda siguen bombardeando con publicidad poco realista y tendencias absurdas.

En este sentido, desde hace siglos se ha atacado a las mujeres que “no cumplen” con los requisitos para ser bonitas y exitosas.

CONCEPTO

La psicóloga Dafhne Izaguirre define la violencia estética como la presión social que se impone sobre las personas, especialmente sobre las mujeres, quienes sienten la necesidad de adaptarse a los cánones estéticos, y muchas veces llegan a extremos como poner en riesgo su salud mental y física con tal de alcanzarlos.

“Con las redes sociales y la televisión, nos hemos encontrado con estereotipos de belleza muy marcados dirigidos que incitan a verse siempre perfectas, como las modelos de internet, generando inseguridades sobre en su cuerpo y la obligación de usar maquillajes que disimulen las “imperfecciones” hasta llegar al quirófano en múltiples ocasiones para verse bellas, jóvenes y acordes a lo que exige la sociedad”, explica.

Dafhne Izaguirre - Psicóloga

“Es conveniente buscar ayuda profesional para trabajar tu autoimagen y que salgas del ciclo vicioso que se ejerce por medio de la violencia estética”.

Violencia Estética: la presión de ser bellas

FUNDAMENTOS

La reconocida socióloga venezolana Esther Pineda en su libro “Bellas para morir: estereotipos de género y violencia estética contra la mujer”, publicado en 2014, describe la violencia, aparentemente silenciosa e inofensiva, que ha marcado el cuerpo y la mente de las mujeres a lo largo de la historia. Asimismo, enuncia cuatro pilares que rigen la violencia estética:

1. Sexismo: Porque solo aplica a los cuerpos de las mujeres y establece que la belleza aumenta su feminidad.

2. Gerontofobia: Esto significa que existe un rotundo rechazo al envejecimiento. Se tilda de ‘fea’ o ‘descuidada’ a la mujer que ya presenta los inevitables signos de vejez, tales como canas, arrugas y manchas.

3.Racismo: Las mujeres de origen étnico, negras, asiáticas o indígenas son objeto de burla, discriminación y prejuicios. Ya que, por muchos siglos, las únicas que se consideraban hermosas eran las mujeres de piel blanca, ojos claros y cabello liso.

4. Gordofobia: Según los estereotipos, los cuerpos de grandes proporciones son sinónimo de fealdad y carencia de sensualidad, por lo tanto discrimina a las mujeres de talla grande.

IMPACTO

Para Dafhne, este adoctrinamiento o “lavado de cerebro” implanta ideas sobre características físicas en la mujer que se adaptan a la moda del momento y van desde una cara simétrica y “perfecta”, cuerpos delgados o voluptuosos, colores de cabello, nariz respingada, entre otros.

Por su parte, Katherine Pineda, especialista en salud mental de la Clínica Experiencia Humana, establece que los cánones de belleza han ejercido una violencia silenciosa y aparentemente inofensiva, pero dañan profundamente la realidad del ser humano. “Como profesional de la salud mental puedo compartir que genera estados de estrés, ansiedad y baja autoestima”, afirma.

Katherine Pineda - Psicóloga

“Para evitar caer en este juego, debes luchar cada día por descubrir quién eres, trabajar en el amor propio y entender que la información que nos brindan va más allá de nuestro propio canon de belleza “.

Violencia Estética: la presión de ser bellas

PREVENCIÓN

La psicóloga Scarleth Tejada indica que inicialmente se debe tener autoconocimiento, “es importante que tengas tiempo para ti, que puedas apreciar quién eres y reconozcas que eres totalmente único y puedes seguir tu propio estilo”, explica.

Seguidamente, la experta recomienda aceptarte tal cual eres, “no rechaces tu esencia, ni tu color de piel, estatura, peso, altura, color de cabello, ojos, ni cualquier parte de tu cuerpo porque eres extraordinario”, afirma.

Además, recalca que debes amarte, “no puedes esperar que los demás tengan actos de amor si tú mismo te rechazas y desprecias, es momento de iniciar contigo, ve lo bueno y positivo que sí tienes. Naciste siendo original no mueras como copia de lo que dicta la sociedad”, finaliza.

IMPACTOS NEGATIVOS

1. Las mujeres a menudo son apartadas de ciertos escenarios sociales por no contar con determinadas expectativas estéticas, tales como el modelaje, la industria musical o certámenes de belleza.

2. El estrés, la depresión, ansiedad y baja autoestima son consecuencias graves de “no encajar”. Generalmente, las niñas comienzan a percibirse como competencia al creer que otras son “más bonitas”.

3. Los trastornos alimenticios tienen un rol muy importante, por ejemplo la bulimia y la anorexia se desarrollan a partir del deseo obsesivo por ser delgada y lucir prendas de moda sin tener ‘lonjitas’.

4. Las cirugías estéticas para eliminar arrugas, reducir el abdomen, aumentarse el busto y los glúteos son otras de las acciones compulsivas que las mujeres realizan para lucir “perfectas” ante los demás.

Scarleth Tejeda - Psicóloga

“La violencia estética expone a los adolescentes y jóvenes a ideales que deben cumplir para triunfar en la vida o pertenecer a un círculo social aceptable”.

Violencia Estética: la presión de ser bellas

ETAPA

Las víctimas de la violencia estética comienzan a tener impacto negativo en la identidad, la autoestima y el desarrollo de sus cuerpos desde edades escolares y se agudizan en la adolescencia.

De acuerdo con un reciente informe de la La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), la apariencia física es la principal causa del ‘bullying’, seguida del racismo.