Efectos del síndrome premenstrual y su impacto en la salud

El 80% lo sufren, en unas es leve y en otras no. Esto impacta en su vida social, laboral y familiar

Tres de cada cuatro mujeres sufren los síntomas del síndrome premenstrual (SPM) en algún momento de su vida.

La mayoría de las mujeres dicen sentir algunos síntomas premenstruales como hinchazón, dolores de cabeza y mal humor. Para algunas mujeres, estos síntomas pueden ser tan fuertes que faltan al trabajo o al colegio, pero en otras los malestares son mínimos.

Este síndrome pocas veces comprendido afecta la vida de la mujer en el aspecto social, laboral y familiar, pues con frecuencia escuchamos a una mujer quejarse del fuerte dolor en el vientre.

“El síndrome premenstrual es un conjunto de síntomas físicos y psíquicos que aparecen una o dos semanas antes de la regla y desaparecen durante la regla; además, están presentes en toda la etapa reproductiva de la mujer y desaparecen durante la menopausia”, dice la ginecóloga Carmen Sala.

Cómo afecta. La depresión y trastornos de ansiedad, estas son las afecciones más comunes que se superponen con el síndrome premenstrual y pueden empeorar durante el período menstrual. La encefalomielitis miálgica/síndrome de fatiga crónica (EM/SFC) en algunas mujeres pueden ser propensas a tener sangrado menstrual abundante y menopausia prematura o precoz. Y los efectos en la salud van más allá. Cuando una mujer padece de síndrome del intestino irritable, los cólicos, hinchazón y gases típicos de esta enfermedad aumentan antes de que empiece el período menstrual.

Otro impacto es en el síndrome de vejiga dolorosa porque durante el SPM los cólicos son más intensos. “Si tiene un sangrado más abundante o le preocupa que su ciclo menstrual haya cambiado, visite a su médico, ya que esto es un motivo de conversación”, aconseja la doctora Susan Khalil.

Los investigadores aún no saben con certeza cuál es la causa del SPM. Los cambios en los niveles de hormonas durante el ciclo menstrual influyen. Estos niveles cambiantes de hormonas pueden afectar más a algunas mujeres que a otras. Durante tu período menstrual, el útero se contrae para ayudar a expulsar su revestimiento. Sustancias similares a las hormonas (prostaglandinas) involucradas en el dolor y la inflamación desencadenan las contracciones. Los niveles más altos de prostaglandinas se relacionan con calambres menstruales más intensos.

EFECTOS FíSICOS

-Sensibilidad, hinchazón y dolor en los senos.

-Dolor de cabeza y mareos.

-Tener más hambre que de costumbre.

-Molestias estomacales.

-Aumento de peso.

-Hinchazón en manos, pies y vientre.

-Cólicos menstruales y dolor en el abdomen.

-Cansancio y necesidad de dormir más.

-Dolor muscular y articular.

-Problemas en la dermis, como aparición de granos.

EFECTOS PSÍQUICOS

-Cambios en el estado de ánimo.

-Ganas repentinas de llorar.

-Tristeza, tensión, ansiedad o depresión.

-Dificultades para concentrarse.

-Problemas para conciliar el sueño.

-Sentirse más irritada y enojada de lo normal.

-Cambios en el deseo sexual