Lo maxi predomina en vestidos y faldas, con el estampado a cuadros que destaca a la firma.
Lo maxi predomina en vestidos y faldas, con el estampado a cuadros que destaca a la firma.

Chanel vuelve a sus raíces en la alta costura

La firma regresó con un desfile de estudiantes internas en blanco y negro, un homenaje a la infancia de su fundadora y a sus diseños simples y depurados

PARÍS. Chanel regresó el martes en París a sus raíces en la Alta Costura. Casi un año después de la muerte de Karl Lagerfeld, la diseñadora Virginie Viard, su antigua mano derecha convertida en directora artística, imprimió una huella sobria y sofisticada al desfile de alta costura, a diferencia de las grandes puestas en escena de su predecesor.

La colección para la próxima primavera-verano de Chanel es prácticamente en blanco y negro, como los vestidos de tweed que abren el desfile y se combinan con botines o con zapatos que imitan unos calcetines sobre medias blancas.

El tradicional traje chaqueta se actualiza con faldas de tul superpuestas, buscando un efecto más vaporoso y ligero. Los vestidos blancos ceñidos al cuerpo se llevan con botines del mismo color y cordones negros. Maquillaje neutro, sin joyas, lo importante es la pureza de cada uno de los looks.

La diseñadora visitó la antigua abadía cistersiana de Aubazine (centro francés), donde Coco Chanel residió tras la muerte de su madre y donde pasó parte de su infancia. Este lugar influyó en el estilo de la fundadora de la firma, puro y riguroso, según ella misma admitió.

Semana de la Moda de la Alta Costura finaliza hoy jueves tras haber tomado el relevo de los desfiles parisinos que se iniciaron el 14 de enero.