Las alpargatas, un clásico en el calzado que no pasa de moda

El calzado de un público que no tiene una edad específica pero está atento a la moda y las tendencias.

Estilo fresco

Redacción. Las alpargatas son una prenda infalible y atemporal en cada verano que atesora tanta artesanía como historia, pasando de ser un calzado humilde a subir a pasarelas y vestir los pies de iconos a lo largo de la historia como Dalí y Coco Chanel, y actualmente la reina Letizia o Jill Biden.

Su uso en los países mediterráneos como España y el sur de Francia democratizó este calzado, que también llevaron los soldados republicanos durante la Guerra Civil española, en un tiempo en el que artistas como Salvador Dalí o Pablo Picasso lo lucían en sus talleres y también en algunas apariciones públicas.

Furor

Cuando la primera dama estadounidense Jill Biden visitó España en compañía de su marido con motivo de la reciente cumbre de la Otan se hizo con un par de alpargatas de la firma Castañer, insignia en este tipo de calzado. Un modelo anudado al tobillo que, en tiempo récord, agotaría existencias.

No es la única, puesto que la reina Letizia hacía lo propio durante los mismos días y también en buena parte de sus apariciones públicas durante los meses de primavera y verano, cuando las alpargatas, espardeñas o espardiles se convierten en un calzado comodín y de vanguardia, pese a tener un origen vinculado a la civilización egipcia, hace más de 4,000 años.

Elaboradas con fibras naturales como el algodón o el mimbre y con suela de cáñamo o esparto, su evolución pasaría por ser calzado de guerra para soldados y pasear por el centelleante Hollywood de los años 50 y sus divas, que enfundaron sus pies en espardeñas durante los sets de rodaje, de Grace Kelly a Audrey Hepburn o una Coco Chanel, que durante su estancia en Biarritz combinaba este calzado con collares de perlas y camisas marineras.