Después de los 25 años cuida tu piel

Reconocidas casas de belleza coinciden, si ya cumpliste los 25 años es tiempo de hacer un diagnóstico de la piel de tu rostro para sus cuidados

No hay que contentarse con hidratar la piel todos los días, sino que hay que prevenir la aparición de arrugas aunque estas no se vean, corregir la diferencia de coloración y erradicar los caprichosos granitos, estos son los mandamientos diarios para tener una tez sana.

El mal uso y poca limpieza del celular puede ocasionar en algunas pieles jóvenes un tipo de acné en las mejillas.

Se recomienda limpiarlo con toallitas de cloro y usar manos libres para hablar, dice la especialista Maribel Pedrozo.

Lo más importante es tomar el sol con moderación y hacer del protector solar el mejor aliado.

Cuidar siempre el área de los ojos con cremas que contengan vitamina E y usar maquillaje con protección solar. Debes saber que las cremas de día y de noche tienen diferentes funciones.

El producto de cuidado diurno contiene ingredientes que protegen la piel de factores externos. La crema de noche contiene sustancias que restauran la estructura de la piel.

Compensar el colágeno perdido a partir de una crema cuyo contenido aporte lo que necesitas es aún más importante que lucir maquillada, aseguran consultores de la multimarca Sephora, invitando a tomarte tu tiempo, probar y probar hasta quedar satisfecha con tu compra.

Lo primero, déjate asesorar. Luego de limpiar perfectamente la piel del rostro, reparte la crema austeramente en cinco puntos.

Inicia en la frente, sigue en el área de pómulos, barbilla y cuello. Aplica ejerciendo masajes circulares y en ascenso.

Nota los resultados. Proyectar un rostro hidratado, flexible y con luminosidad natural es posible si eliges realmente lo que tu piel y edad necesitan.

Nunca decidas tu compra por marca o precio, nota resultados, sugiere Sephora, invitándote a probar todas las veces que quieras solo marcas de calidad reconocida.

Exfoliación. Al menos una vez a la semana se recomienda limpiar profundamente la piel con gommage o exfoliante. El exfoliante no debe usarse para limpiar la cara y el cuello con elementos inflamatorios o después de una exfoliación química.

Mascarillas. Al menos 1-2 veces a la semana es necesario llevar a cabo un procedimiento de cuidado profundo utilizando máscaras de producción industrial o caseras.

Tratamientos. Después de 25 años ya puedes hacer algunos tratamientos de salón para prevenir el envejecimiento prematuro. Estos incluyen la mesoterapia y la aplicación de compuestos antienvejecimiento ligeros en la piel. Si es posible, la esteticista debe ser visitada regularmente. El masaje cosmético también es una excelente prevención del envejecimiento prematuro de la piel.