Tips para extraer y guardar la leche materna correctamente

Toma en cuenta que, cuanto más refrigerada esté y menos cambios de temperatura sufra la leche materna, más perdurará su calidad y propiedades.

REDACCIÓN. Por motivos de salud tuya y de tu bebé, se debe extraer la leche materna al menos dos veces durante tu jornada laboral. La buena noticia es que hay varias formas de hacerlo, pero antes de empezar, indiferentemente de que esta se realice de forma manual o mecánica, es importante lavarse bien las manos antes de manipular el pecho y efectuar un masaje en la zona.

EXTRACCIÓN MANUAL

Una vez que encuentres una posición cómoda para sentarte, te descubres el pecho y lo aprietas suavemente con las yemas de afuera hacia adentro. Para realizar la extracción manual debes colocar una mano encima de la areola y la otra debajo del pecho.

No hay que estirar, aplastar ni frotar el pecho y debes repetir este movimiento de forma rítmica a una velocidad que consideres cómoda y no abrasiva. La mano debe rotarse alrededor del seno para masajear y apretar todos los cuadrantes.

Fabiola Fuentes, asesora en lactancia materna, explica que una sesión de extracción manual puede durar de 20 a 30 minutos mientras alterna los pechos cada 5 o 10 minutos.

Tu cuerpo necesita descansar para producir leche. Asegúrate de dormir bien al menos 8 horas diarias.

EXTRACCIÓN MECÁNICA

Tips para extraer y guardar la leche materna correctamente

Hay dos grupos de sacaleches: eléctricos (algunos pueden ser de pilas) y manuales. Un sacaleches debe ser limpio, sin materiales contaminantes y fáciles de usar.

Aunque la leche extraída mediante este procedimiento tiene un mayor riesgo de contaminación, este se reduce con una limpieza cuidadosa posterior.

Los sacaleches eléctricos dobles permiten la extracción de ambos pechos a la vez, lo que permite aumentar la eficiencia de la extracción y disminuir el tiempo para conseguirla.

Por su parte, los sacaleches individuales caben en el bolso y a la madre le queda una mano libre para hacer masaje en el pecho y estimular el reflejo de eyección. Se debe tener en cuenta que la medida de la copa que se va a usar sea la correcta.

Dependiendo de la medida del pezón debe adquirir una talla más o menos para facilitar la extracción de leche y evitar las posibles lesiones en el pezón.

CONSEJO: Si la extracción es fuera de casa, procura tener una nevera portátil para que no se arruine.

ALMACENAMIENTO

1. Lávate las manos antes de guardar la leche en biberones de plástico o vidrio con tapa de rosca, también puede ser en bolsas estériles de cierre seguro especiales para almacenar leche materna.

2. Marca los recipientes con la fecha en que se extrajo la leche para llevar un buen control del orden en que el bebé la va a tomar. Esto es útil si alguien más se queda a cargo de tu bebé en tu ausencia.

3. Enfría la leche materna tras que la extraigas. Puedes guardar cada bolsa de 2 a 4 onzas en un refrigerador o en una hielera. También se puede congelar si no piensas usarla en las próximas horas.

Tips para extraer y guardar la leche materna correctamente