Cómo superar la muerte de un ser querido

La muerte forma parte de la existencia humana pero no resulta un trago agradable de asumir, especialmente, cuando la vida te pone frente a las cuerdas al tener que decir adiós a alguien muy querido cuya ausencia pesa mucho

Más que el tiempo, las acciones que se ejecuten durante ese proceso marcarán el éxito en el control del dolor y la superación de una etapa crítica. Es fundamental comprender que no se puede olvidar una situación de este tipo, así que buscar la forma de hacerlo mediante distracciones, solo será algo pasajero, pero no cerrará ninguna herida.

Para ayudarte a superar y tratar este dolor y vacío que dejan los seres queridos que ya no están con nosotros, aquí tendrá unos consejos que pueden servirle en su búsqueda de paz y estabilidad emocional que necesita:

1. En primer lugar, vive con todo tu derecho tu dolor. No te sientas en la obligación de aparentar que estás bien cuando por dentro, tienes tanto dolor. También busca compañías que te den tranquilidad y cultiva también los instantes de soledad que son fundamentales para procesar el duelo.

2. Quédate con todos los momentos bonitos que has vivido junto a esa persona porque esos recuerdos no te los puede quitar nadie. Forman parte de tu esencia y de tu vida. Los recuerdos son la mejor herencia que nos dejan aquellos que se han marchado.

3. No cargues con más tristeza de la que te corresponde en un momento así. Evita en la medida de tus posibilidades la tristeza ajena: evita ver los telediarios que se han convertido en una sucesión de noticias dramáticas, no vayas al cine para ver películas tristes, no estés demasiado con personas pesimistas... Cuida de ti. Ahora necesitas energía positiva en tu entorno.

4. No es necesario acudir a un psicólogo para superar la muerte de un familiar cercano. Sin embargo, sí es necesario pedir ayuda profesional cuando la tristeza se hace tan crónica que tienes dificultades para seguir con tu vida cotidiana.

5. Si eres creyente, puedes hablar con un sacerdote puesto que sus palabras te darán algo de paz. Cultiva tus valores y tu espiritualidad, agárrate a algo que te dé fuerza en tu presente. ¿Qué da sentido a tu vida?

6. Toma la tristeza como algo natural porque la pérdida de un familiar duele mucho. La muerte nos ayuda a valorar todavía más la vida. Y también, nos permite valorar más la familia.

Así que no pierdas la fe, cuida a los que te rodean, cuídate a ti, ama y vive los días como a esa persona le gustaría que la vivieras. La vida es prestada y hay que disfrutarla responsablemente como si fuera el último día que tuviésemos.