¿Está comiendo por estrés?

Expertos sugieren que hacer para alimentarse sanamente y entretenerse en cuarentena.

El distanciamiento social durante la pandemia de COVID-19 puede tener un efecto secundario accidental: comer por estrés.

Quizá le resulte tentador aliviar su estrés con su comida favorita, pero comer como escape emocional puede hacerle daño, física y mentalmente, según los expertos del Centro Médico de la Universidad de Rush, en Chicago, Estados Unidos.

Estos consejos de Joy Corsica, directora de psicoterapia y psicología bariátrica ambulatorias del Rush, y la psicóloga clínica Mackenzie Kelly, pueden ayudarlo a evitar unos malos hábitos alimentarios.

Recomendaciones
Cree un horario y cúmplalo: esto lo ayudará a no ir a la cocina a comer de más. “Incluya periodos para el trabajo, la relajación y el ejercicio, comer, y comunicarse con los demás”, sugirió Corsica.“Si tiene un plan concreto, es menos probable que sienta que el día es un gran espacio vacío, lo que puede hacerlo sentirse sin dirección y conducir a que coma en exceso”.

Consuma comida saludable: Kelly recomendó planificar las comidas y refrigerios al principio de cada día. “Si espera hasta tener hambre para decidir qué va a comer, quizá acabe comiendo más o eligiendo algo con más calorías que si hubiera planificado sus comidas y refrigerios por adelantado”, advirtió. Recuerde que los alimentos procesados quizá sean cómodos, pero esos alimentos hacen que comer en exceso resulte más fácil. Mejor elija opciones más saludables.

Evite los antojos: Cuando uno está aburrido, recurrir a la comida es fácil, así que manténgase ocupado. “Si se siente atrapado, aburrido, perdido o frustrado, intente comprender y etiquetar el sentimiento, y entonces decida qué puede hacer al respecto”, planteó Corsica.

“Quizá pueda encontrar una tarea más pequeña en la que trabajar, o cambiar de tarea por completo, hacer un descanso, o consultar a un colega”.

Separe las tareas: No use su dormitorio como comedor. “Asigne un lugar en su casa como el lugar donde comerá, e intente mantener los espacios de trabajo y relajación de su casa separados del lugar donde come”, señaló Kelly.

Encuentre otras formas de gestionar el estrés: Intente comunicarse con un amigo o familiar, limpiar el armario o un cajón, hacer una clase de ejercicio gratis en línea, o cualquier otra estrategia saludable para ayudar a reducir el estrés.

Manténgase conectado: Aislarse es fácil. Use la tecnología para mantenerse en contacto con sus seres queridos. Sea el anfitrión de una fiesta para ver Netflix o llame a sus amigos y seres queridos frecuentemente.