Nicholson: “Soy como un monumento de Lincoln”:

Invitado especialmente a viajar a Nueva York, por la película “How do you know?” hasta último momento no habíamos podido confirmar la entrevista. Exigir cierta seguridad parecía demasiado con alguien que no suele hablar con tantos periodistas.

Jack Nicholson stars in Columbia Pictures' 'How Do You Know,' also starring Reese Witherspoon, Paul Rudd and Owen Wilson.
Jack Nicholson stars in Columbia Pictures' 'How Do You Know,' also starring Reese Witherspoon, Paul Rudd and Owen Wilson. /

Invitado especialmente a viajar a Nueva York, por la película “How do you know?” hasta último momento no habíamos podido confirmar la entrevista. Exigir cierta seguridad parecía demasiado con alguien que no suele hablar con tantos periodistas. La espera era inevitable. Como bien propone el título en español “¿Cómo podía saber”... que íbamos a tener la oportunidad entrevistar nada menos que a Jack Nicholson? Pero ahí lo tenemos, en el Hotel Ritz Carlton de Nueva York, dispuesto a hablar con excelente buen humor y total honestidad sobre su vida, en un mundo como Hollywood, que seguramente no sería lo mismo... sin él.


¿Cómo define un excelente actor a otro buen actor?

Solamente trabajo con actores buenos, así que no sé cómo definirlos. Supongo que son puntuales en el horario y es algo que yo no hago (ríe). Saben dónde están parados. Ésta es una profesión altamente competitiva y ya no se ven actuaciones malas. Es lo más invisible y siempre se mejora el nivel más estándar, porque no se puede sacar una película que sea peor que las otras que ya estrenaron. ¿Se entiende lo que digo? No funcionaría. Por eso, invisiblemente, el nivel se va superando cada vez más. Nos superamos entre nosotros mismos, nos vemos unos a otros. Si lo comparas con el nivel de Al Pacino, hoy hay muchas mejores actuaciones en cine que nunca antes. Soy muy objetivo en ese sentido. Puedo decirte si alguien tiene buenos hábitos de trabajo, pero alguien que tiene malos hábitos también puede llegar a ser muy buen actor. No se lo puede definir así.


¿Y usted? ¿Cuánto deja ver de su personalidad en el cine? ¿Cree que la gente realmente conoce a Jack Nicholson después ver tantas de sus películas?

El 85% de la actuación es uno mismo. Así es. Sólo hay que aislar la diferencia para interpretar el 15% restante. Ése es el proceso. Por ejemplo, en la película “How do you know?”, en la realidad soy mejor como padre, pero en cine tengo que mostrarme mucho más duro. Así se desarrolla un personaje, buscando el efecto más inmediato. Todos los actores hacen lo mismo.


¿Pero se da cuenta realmente de lo que representa y cómo la gente queda impresionada con sólo conocerlo?

Eso es como un sombrero de Medusa. No le puedo prestar atención. Tengo un sistema para trabajar con otros actores y no cambia nunca. En cada toma, en cada escena, siempre asumo que interpretan su rol a la perfección porque te mantiene aislado de lo que pasa en el presente. Si no, no podría actuar. Tengo el privilegio de trabajar con elencos excelentes. Y créeme que cuando los otros actores vuelven a sus casas, no están pensando “Ay, me preocupa Jack”. Después de los primeros tres minutos, un tema así queda superado.

¿Y en qué momento de su carrera se dio cuenta del impacto que genera en la gente?

Cuando hice la película “A few good men”, por primera vez me di cuenta de que otros actores tienen una perspectiva particular sobre mi trabajo. Soy como un monumento de Lincoln. No puedo negar la realidad, no puedo negarla. Pero esa vez, iba perfecto con el personaje también, porque era alguien autoritario. Y no puedo negarlo. Es muy incómodo, tengo que admitirlo, pero sería falso decir que nunca escuché a otros actores decir que les gusta lo que hago,

¿Qué es lo que más aprecia del negocio del cine después de tantos años?

¿Qué me gusta de este negocio? Los viajes, hermosas mujeres, compatriotas excelentes, buenos amigos para tomar una copa; es un negocio emocionante. Y pienso que todos nos ponemos nerviosos y nos salimos de las casillas. No debería decir mucho más.

¿Y cómo es su vida sin el cine?

Me gusta levantarme entre las once y la una del mediodía y no es un horario de cine. También tengo dos hijos en la Universidad y paso mucho tiempo con ellos en el teléfono, veo a mis amigos, persigo mujeres (risas), hablo con políticos y voy a funerales (no para de reír). aunque eso es parte de mi trabajo.

El nombre de Jack realmente no figura para nada en sus documentos y tal cual como lo registraron después que nació, el 22 de abril de 1937, su nombre completo es John Joseph Nicholson. Como si hubiera vivido una extraña película, ni siquiera sus padres resultaron ser quienes él creía, cuando se enteró de que la hermana mayor había sido realmente la madre biológica, aunque fue criado como un hijo por la abuela (La verdad surgió en plena fama, cuando un periodista investigador descubrió una verdad que Jack nunca siguió averiguando).

Con la única excepción de la relación que tuvo con Angelica Huston, Jack Nicholson también tuvo un hijo propio con cada uno de los noviazgos más importantes. Con la primera esposa, Sandra Knight, tuvo a la hija mayor Jennifer Nicholson (47), con Susan Anspach tuvo a Caleb James Goddard (40) y con la modelo Winnie Hollman es el padre de Honey Hollman (29), además de haber tenido con la última esposa Rebecca Broussard los más jóvenes Lorraine (20) y Ray (18). Pero, a diferencia de otros actores de Hollywood, él siempre fue mucho más famoso por su trabajo que por su vida privada.

En la escuela secundaria Manasquan ya lo habían premiado como “el payaso de la clase” y mucho antes de trabajar como actor, Jack Nicholson ya había entrado en el mundo del cine por la puerta de atrás, como un adolescente mensajero del departamento de dibujos animados de MGM. Vecino de Danny DeVito, ninguno de los dos imaginaba que iban a llegar tan lejos, tan pronto. Al principio, el mismísimo Jack parecía haberse resignado a quedarse detrás de las cámaras, como escritor y director, hasta que por casualidad consiguió el rol del abogado George Hanson en la película “Easy rider”, con la que consiguió la primera nominación al Oscar. Al año siguiente, lo volvieron a nominar con la película “Five easy pieces”, pero tuvo que esperar cinco años para ganar finalmente la estatuilla con el clásico “One flew over the cuckoo’s nest”, que dirigió Milos Forman en 1975.

Íntimo amigo de tantas superestrellas, en plena fama, Jack Nicholson llegó a comprar con Marlon Brando y Warren Beatty un complejo exclusivo para ellos en la montaña que está encima de Beverly Hills, en pleno Mullholland Drive. Y después de la muerte de Brando, Jack fue el primero en comprar la vacía propiedad en casi cinco millones de dólares, sólo para demolerla y evitar otro vecino desconocido (con una fortuna estimada en 240 millones de dólares, también pudo haber comprado la cima entera si lo hubiera querido).

Entre la infinita cantidad de películas que Nicholson rechazó, figura el personaje de Michael Corleone en El Padrino. También pudo haber sido “Caligula” en vez de Malcolm McDowell y no quiso interpretar a Richard Nixon ni el otro rol de “Silence of the lambs” que finalmente interpretó Anthony Hopkins. Hasta le dijo “no” a Steven Spielberg con el papel que aprovechó Richard Dreyfuss en “Close encounters of the third kind”. Y por hacer la película “The last detail”, Jack también rechazó el personaje de Johnny Hooker que hizo famoso Robert Redford en “The sting”, (el mismo año fueron nominados ambos al premio Oscar, aunque ganó Jack Lemmon por “Save the tiger”). Vale aclarar que sólo Jack Nicholson estuvo nominado al Oscar doce veces, en cinco décadas consecutivas desde los 60. Ningún otro actor fue nominado tantas veces y cuando ganó el último Oscar por “As good as it gets”, incluso mejoró el récord que Laurence Olivier había registrado con diez nominaciones, superándolo ampliamente con la última nominación de la película ‘About Schmidt’ (sólo Meryl Streep le gana en el campo femenino con catorce nominaciones)

¿Entre sus películas más clásicas tiene alguna favorita?

¿Próxima pregunta? (Ríe). No tengo ninguna película favorita, no hago listas, no pienso en ninguna de esas cosas, no. Las amo a todas... y son todas buenas.


¿“How do you know” es la primera película que hace en tres años. ¿Tanto le cuesta conseguir buenos guiones?
Soy la clase de persona que le gusta demostrar ciertas cosas. Y toda mi vida, cuando decía que esto me enfermaba, salían a decir que en realidad no podía trabajar. Estoy demostrando que están equivocados. Estoy muy feliz. Leo muchísimos guiones y siento que hice muchas películas, pero son todas iguales. Me gusta cuando no trabajo. Sé que suena mal, pero es la verdad. No me molesta para nada, no me importa si no me preocupo por algo. Prefiero hacer algo como esto, me divierte, la paso bien.


¿Cómo sabe cuándo se encuentra frente al personaje perfecto de una película?

En este caso fue un privilegio trabajar con Jim (James Brooks). Probablemente es el mejor guionista del mundo y siempre consigue un material asombroso, además de actores maravillosos: mírame a mí (ríe).

La historia de la película “How do you know?” plantea la complicada vida romántica de una deportista (Reese Whiterspoon) que se pone de novia con otro más famoso deportista mujeriego (Owen Wilson), mientras conoce alguien completamente apartado del deporte (Paul Rudd), que está a punto de ir a la cárcel por algo que pudo haber hecho su padre (Jack Nicholson). Y entre las brillantes actuaciones se desarrollan muchas más complicadas relaciones cuando el personaje de Owen Wilson trata de ser monógamo, al mismo tiempo que Reese Witherspoon se queda afuera del seleccionado de béisbol y se muda al departamento de él, en el mismo edificio donde también vive Jack Nicholson.


¿Su personaje en la película por un lado besa al hijo, pero al mismo tiempo quiere mandarlo a la cárcel... cuando debería ir él. ¿Cómo acepta semejante actitud desde su ángulo como actor?

Uno siempre piensa que el personaje tiene razón. Siempre me tocan los malvados o medio locos, pero hay que ponerse del lado de ellos. Y paso bastante tiempo con eso. En esta película también tuve que besar a Paul (Rudd) y en ese sentido nos llevamos bien (risas).

No tuve demasiados problemas para analizar este personaje. No fue un rol tan difícil... me gustó interpretar al padre, aunque no sea el mejor. Igual, creo que demuestra que el hijo le interesa, aunque ponga sus negocios primero. Es padre y es honesto en lo que dice. Va en contra de la ley escupir en el suelo, pero él piensa que no hay diferencia con sobornar a alguien en Egipto. Creo que hace lo correcto por las cosas que ama, incluyendo el intento de mandar el hijo a la cárcel, porque en verdad piensa que puede evitarlo con un buen abogado. Y me alegra que te parezca mal, porque es algo que también me preocupaba a mí. Parezco un tiburón amoroso.

¿Se inspiró en una persona real?

Para este hombre tenía cierto modelo interior, pero nunca cuento esa clase de secretos. Cuando se trabaja con alguien como James Brooks queda muy en claro la clase de persona que él pinta.


¿Cómo se explica el éxito indiscutido de James Brooks?

Para empezar, escribe comedias como nadie. Abarca historias sobre la vida, la muerte, los negocios, crímenes, paternidad y todos estos temas serios donde él logra que sean también graciosos. Es la meta que él se propone. Inspira.


Además de haber creado a los Simpsons, James L. Brooks es el gran responsable de tres exitosas películas suyas: “Terms of endearment”, “Broadcast news” y “As good as it gets” ¿No le viene a la mente algún buen recuerdo que valga la pena contar sobre las viejas épocas?

Me acuerdo cuando hicimos “Broadcast news” y Jim me dijo que no iba a tener mucho diálogo, que apenas iba a estar un par de minutos en la película y no necesitaba más de dos días de rodaje. Quedamos en encontrarnos a cenar en Washington y cuando terminamos de comer, me dio 40 páginas para leer de un día para el otro, además de mandarme a probar once trajes. Al final me vengué porque, en vez de probármelos, me fui de Washington con los once trajes en mi valija (risas). Un par de Oscar después, también ayudan nuestra relación... así es como uno sabe que está enamorado.

Ya que sacó el tema, como propone el título de la película, ¿cómo sabe si está realmente enamorado?

En nuestro caso, todos llamamos a nuestros abogados para preguntar sobre acuerdos prematrimoniales (risas). Con una película así, imaginé que me lo iba a preguntar y me puse a pensar en algo que podía decir, con pocas palabras y que funcione como buena respuesta. Pero te voy a contar lo más original que leí últimamente y es alguien que dijo “no extraño estar enamorado, pero extraño ser amado”. Todos hablamos tanto del amor, pero ahí se puede disfrutar una declaración original... No extraño para nada estar enamorado, porque es una tortura, pero extraño que me amen.