“Julio era cocainómano y me obligaba a hacer tríos”

Hoy, a los 46 años, casada y con dos hijos, Vaitiare publicó el libro “Muñeca de trapo”, en el que cuenta intimidades sobre la relación.

/

Una ex novia de Julio Iglesias publicó un libro en el que habla de la relación que ambos mantuvieron. Dice que el cantante llevaba cada noche una mujer distinta a su cama, que la compartían con él y que, además, le daba cocaína.

Fue uno de los amores más famosos del español, pero la historia no terminó del todo bien. Ella se llama Vaitiare Hirshon, y es una joven de Tahití a la que el cantante conoció cuando tenía 17 años. Estuvieron juntos seis años, fue una de las parejas más visibles de los medios y llenaron miles y miles de páginas de revistas del corazón.

Hoy, a los 46 años, casada y con dos hijos, Vaitiare publicó el libro “Muñeca de trapo”, en el que cuenta intimidades sobre la relación.

“Ésta es la verdadera historia de la pasión que nació entre ambos, una historia en la que conviven el júbilo y el dolor, la ilusión y la desesperanza, contada por primera vez por la propia Vaitiare”, dice el sitio de Ediciones B, la editorial que lanzó el libro.

La tahitiana descubre a un Julio Iglesias machista que, según ella, la obligaba a hacer tríos en la cama en contra de su voluntad y le daba cocaína.

Humillación y drogas

“Cada noche hay una mujer distinta en nuestra cama. Son como él las quiere, siempre de senos grandes y dispuestas a todo... Son sombras que me abrazan, me hacen el amor, me comparten con él”, dice Vaitiare en el libro. “Un día lo encuentro acompañado de una niña de 16 años. Me quedo con él y hacemos el amor”, agrega.

Según El Periódico Extremadura, la modelo señala en la publicación que hacer tríos la entristecía y la humillaba a pesar de que era algo que sucedía con cierta frecuencia. Otros diarios de España, como El Periódico, de Catalunya, también amplificaron la información.

En el libro describe cómo Julio le habría ofrecido un cigarrillo de marihuana: “¿Te tienta?”, le preguntó. Ella le contestó que no le gustaba el olor. “Prueba uno, cuando sepas cómo se siente uno ya no podrás dejarlo. Fuma una sola vez. ¿No tienes ningún vicio?”, le habría dicho el cantante.

Después, según relata, le ofreció otras drogas: “Julio me da cocaína. No quiero aceptar; he estado libre de drogas durante muchos meses. Pero él insiste. Finalmente, inhalo la raya y nos acostamos”, publica Vaitiare.

Vaitiare fue modelo y actriz. “No quiero que salgas sin sostén ni que uses tacones de más de siete centímetros, son de prostituta y tú tienes que vestir como una lady”, le habría dicho Iglesias, según lo que ella publica. “Nada de sombras exageradas ni rojos encendidos en las mejillas”, agrega.

El Periódico Extremadura publica su opinión: “Ella dice que el libro no es una venganza contra el cantante, aunque muchos opinan lo contrario”. En tanto, el texto no para de venderse.

Julio se siente traicionado

La famosa bloguera Amalia Enríquez comenta en “A mi manera” del sitio www.valenciafashionweek.com: “Viví muy de cerca el romance de Julio Iglesias con Vaitiare Hirshon. Lo que nunca habría imaginado es que, a estas alturas de la vida, Vaiti publicase sus memorias, haciendo especial énfasis en los años de relación con Julio. Obviamente la trascendencia mediática de esta tahitiana se la debe a él. Pudo haber ‘sacado partido’ de su relación en aquel momento, pero hacerlo la llevaría a tirar por la borda la vida de lujo que Julio le proporcionaba”.
Enríquez asegura que Julio está dolido, que se siente traicionado pero dejará pasar el tiempo. “Vaitiare hará sus platós de televisión por todo el mundo porque la popularidad de Julio traspasa fronteras, y él se alegrará porque resuelva, de manera temporal, su situación económica gracias a desgranar los pormenores de su vida juntos. él es así”.

La bloguera revela que Vaitiare y Julio terminaron su relación cuando él conoció a Miranda. No se tiraron “los trastos a la cabeza”, todo lo contrario. “Vaiti siguió manteniendo su amistad con Julio y toda la familia, llegando a pasar días de descanso en la casa del cantante con su marido e hijos. Al día de hoy, la tahitiana es madre de familia numerosa tras dos matrimonios fallidos y una carrera inexistente como modelo”, concluye Enríquez.