La RAI reveló en 2015 que científicos chinos crearon un coronavirus en murciélagos

Un video de la RAI de 2015 que avisaba que China fabricaba un coronavirus en laboratorio se ha viralizado en redes sociales, sin embargo no se trata del Covid 19.

En Italia se viralizó un video de 2015 que revela que un laboratorio chino creó un tipo de coronavirus.

Roma, Italia.

Un video de un programa científico de televisión italiano que avisaba en 2015 de que China estaba fabricando un Coronavirus utilizando murciélagos se ha viralizado en redes sociales en los últimos días apuntando a que el Covid 19, que ha dejado más de 48,000 muertos en el mundo es un arma biológica.

Sin embargo, expertos italianos y de la cadena de televisión RAI, salieron a desmentir la información asegurando, que en efecto, un artículo de 2015 publicado por la revista científica Nature Medicine y retomado por la RAI revelaba que China creó un coronavirus a partir de murciélagos para investigar el efecto de este tipo de virus en los humanos.

“Un grupo de investigadores chinos insertaron una proteína procedente de murciélagos al virus del SARS provocando una pulmonía aguda en ratones, que podría afectar a los seres humanos. Está confinado en un laboratorio y sirve solo de estudio, pero ¿vale la pena correr el riesgo que supone crear una amenaza solo para poderla examinar?”, indicó el periodista de un noticiero que retomó el video que más tarde se viralizó en redes.

El Covid 19 es de origen animal

Para desmentir la información, la RAI entrevistó a Antonio Lanzavecchia, director del Instituto Bellinzona y uno de los investigadores que participó en el experimento del 2015, quien confirmó que el Covid-19 es un virus totalmente distinto al que se creó hace cinco años en China.

La revista Nature también salió al paso de la información al publicar un nuevo artículo titulado "El origen aproximado del SARS-CoV-2", en el que concluye que el virus de la actual pandemia “no es una construcción de laboratorio o un virus manipulado a propósito, sino un virus de origen animal”.

En la misma línea, Franco Locatelli , presidente del Consejo Superior de Salud y miembro del comité científico que apoya al Gobierno en la lucha contra el COVID-19, dijo que “no hay evidencia de que este fue el mecanismo por el cual se generó SARS-CoV-2. Es bioterrorismo de fantasía. Todos los grupos internacionales comparten la secuencia de cepas aisladas del nuevo coronavirus y ese escenario nunca ha sido hipotetizado”.

Vea: El hantavirus no es una nueva epidemia que viene de China

Varios laboratorios de microbiología o biotecnología suelen modificar y manipular algunos virus para observar su comportamiento y desarrollar vacunas.

Un estudio, publicado en la revista Science China Life Sciences, patrocinado por la Academia China de Ciencias de Pekín, analizó las relaciones entre la nueva cepa y otros virus.

Descubrió que el coronavirus que surgió en la ciudad de Wuhan estaba estrechamente relacionado con una cepa que existe en los murciélagos.

"El hecho de que los murciélagos sean los huéspedes nativos del Wuhan CoV (coronavirus) sería el razonamiento lógico y conveniente, aunque sigue siendo probable que haya huéspedes intermedios en la cascada de transmisión de murciélagos a humanos", señalaron los investigadores en el reporte.



La Prensa