Redacción

La poca aceptación y bajas ventas de la gama media/baja de los Sony Xperia obligaron a la compañía a tomar la drástica decisión de descontinuar estas líneas.

Los modelos concretamente afectados por esta decisión son el Xperia X y el Xperia X Compact.

Aunque las ventas de estos aparatos alcanzaron el 85% en su mercado local de Japón, el resto del mundo no compartió el entusiasmo y las ventas globales se quedaron en el nivel del 31%.

Sony centrará ahora todos sus esfuerzos en el extremo medio-alto de la línea, que incluye modelos como Xperia XZ y el Xperia XA1.

La meta de Sony es recuperar cuota de mercado, ofreciendo a los consumidores tecnologías exclusivas como la cámara XZ Premium, productos que solo están disponibles en su gama alta.