11/04/2024
05:46 PM

Veinte familias de la Villa Nueva son desalojadas por pandilleros

  • 25 octubre 2022 /

Miembros de la Pandilla 18 les dieron ultimátum para que a partir de las 2:00 pm de ayer se fueran de las viviendas porque de lo contrario corrían el riesgo de perder la vida.

TEGUCIGALPA

Con sacrificio construyeron sus viviendas en el sector 2 de la colonia Villa Nueva, pero la mañana y tarde de ayer las dejaron abandonadas porque miembros de la Pandilla 18 les ordenaron que las desalojaran.

Los integrantes de la estructura criminal dieron un ultimátum a unas 20 familias para que a partir de las 2:00 pm de ayer ya no estuvieran en las casas, donde algunas personas vivieron por más de dos décadas.

Con lágrimas y con una voz entrecortada, algunas mujeres que cargaban sus pertenencias por unas empinadas gradas dijeron que les habían “ordenado” que abandonaran las casas, porque de lo contrario corrían el riesgo de perder la vida.

Hombres, mujeres y niños sacaron todo lo que tenían en las pequeñas habitaciones y caminaron largas distancias hasta donde estaban estacionados varios camiones que los trasladarían a un lugar más seguro, sin especificar la zona, ya que temen por sus vidas.

Las mujeres y niños sacaron y cargaban los objetos de menor peso, como ser bolsas de ropa y recipientes con artículos de la canasta básica.Mientras que los hombres cargaron camas, televisores, chineros y otros objetos.

Las casas que fueron habitadas por muchos años quedaron como “salón de baile”, pues los propietarios dijeron que temen por su vida y prefieren migrar a una zona más segura.Uno de los pobladores, que prefirió omitir su identidad por seguridad, comentó que “los pandilleros llegaron la mañana de ayer y dispararon sus armas como una advertencia de que si no nos salíamos de las viviendas llegarían a cometer atentados criminales”.

“Nos dijeron que nos daban plazo hasta las 2:00 pm para que nos fuéramos, y es por eso que estamos sacando nuestras pertenencias”, dijo muy angustiado en compañía de una pequeña hija.

En los momentos que las veinte familias desalojaban las casas que construyeron de lámina de zinc, madera y algunas de material, miembros de la Policía Nacional y Policía Militar del Orden Público (PMOP) daban seguridad en los callejones que conectan el sector 2 de la conflictiva colonia con el sector de la cancha de fútbol.

El desalojo de las familias por parte del grupo criminal que controla este sector de la capital causa indignación entre la población.

Para Migdonia Ayestas, coordinadora del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (OV-UNAH), el control del territorio por parte del crimen organizado, especialmente las maras y pandillas, “es un problema en el país, tal parece que ellos son la autoridad en barrios y colonias”.

“Se han vuelto la autoridad a la que la gente les obedece por miedo y amenazas, esto no puede seguir ocurriendo”, dice Ayestas.Ante esta situación, es del criterio de que “las autoridades deben asumir la responsabilidad de trabajar en esos sectores donde las maras y pandillas imponen la ley”.

Para saber

150 agentes de la Policía Nacional intervienen la colonia Villa Nueva con acompañamiento de elementos de la Policía Militar del Orden Público.

Un informe del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh) establece que durante el año 2021 dicha institución atendió, a nivel nacional, 9,784 quejas, de las cuales 917 fueron por desplazamiento forzado o riesgo de desplazamiento.

Eso representa el 9% de los casos a nivel nacional y, de acuerdo con el análisis, los casos incluyen un total de 2,529 personas afectadas, de las que 942; es decir, el 37%, fueron víctimas de desplazamiento y 1,587, que es el 63%, en riesgo de desplazamiento, como consecuencia de la violencia generalizada y vulneraciones de los derechos humanos. En algunos casos, las personas tuvieron que salir del país en busca de protección internacional.

Los grupos de población en condición de mayor vulnerabilidad afectados por el desplazamiento forzado son las mujeres, los niños, las personas adultas mayores, pueblos indígenas y afrohondureños, personas LGTBI, defensores de derechos humanos y personas con discapacidad física.

La niñez sigue siendo uno de los sectores de la población directa o indirectamente más vulnerable ante el desplazamiento forzado por la violencia, pues 561 personas menores de 18 años integraron los hogares desplazados o en riesgo en 2021, de los que el 70% fueron menores de 12 años y el 17% adolescentes.

A raíz de los acontecimientos que se registraron la tarde de ayer en el sector 2 de la colonia Villa Nueva, el Conadeh de oficio inició las investigaciones con personal de la regional centro sur oriente, por lo que mandó personal a la zona en conflicto por el desplazamiento de los pobladores.

Intervención

Después de que las veinte familias abandonaron sus hogares, las autoridades de la Secretaría de Seguridad anunciaron la intervención en la zona, donde enviaron alrededor de 150 elementos policiales de diferentes unidades; entre ellas, la Dirección Policial Antimaras y Pandillas contra el Crimen Organizado (Dipampco), Dirección de Inteligencia Policial (Dipol), Dirección Nacional Policial Antinarcóticos (DNPA), Fuerzas Especiales y Unidad Antimotines.

Dato

Según información policial, pandilleros del sector 8 de la colonia Villa Nueva son los que tienen amenazados a los vecinos de los sectores 1 y 2 y organizan sus actividades ilícitas en centros de consumo de alcohol.La Policía hace un llamado a las fuerzas vivas, directivos de patronatos y autoridades de la alcaldía para disminuir el número de negocios de bebidas alcohólicas.

El comisionado Miguel Martínez Madrid, vocero de la Secretaría de Seguridad, detalló que el ministro Ramón Sabillón Pineda “giró instrucciones precisas a los titulares de las direcciones operativas y especiales que conforman la institución para ejecutar operaciones de inteligencia y rastreo de antisociales en la colonia Villa Nueva”.

“Estas acciones se efectúan con el propósito de dar detención a miembros de estructuras criminales de la Pandilla 18 que mantienen atemorizadas a familias de esta colonia”, aseguró Madrid.

“Se ha conformado un equipo con más de 150 efectivos que estarán interviniendo dicha área de la ciudad capital, esperando que en un término de 48 a 72 horas puedan obtener resultados, como ser: detención y aprehensión de sospechosos, comiso de armas de fuego, droga y desarticulación de esta organización criminal”, dijo el vocero policial comisionado Miguel Martínez.

Policía Nacional y elementos de la Policía Militar del Orden Público resguardaron a las familias.