06/12/2022
04:55 AM

Más noticias

Sicarios matan a niña de 13 años en Talanga tras hacerle una pregunta

De enero a junio, 74 niños y niñas de 0 a 18 años murieron de forma violenta.

Talanga, Honduras.

Una menor de edad fue ultimada a balazos por sujetos desconocidos en el sector de Las Piñuelas, La Ermita, Talanga, departamento de Francisco Morazán.

La víctima fue identificada como Jessica Carolina Florentino Medina (13), quien, de acuerdo con información extraoficial, supuestamente tenía cuatro meses de embarazo.

La Policía Nacional (PN) maneja que individuos ingresaron por la fuerza a la vivienda de la menor, estando allí, le preguntaron en dónde estaba una tía, pero ella respondió que no sabía.

Ante eso, presuntamente, uno de ellos le disparó en el rostro, matándola al instante y luego huyeron de la escena del crimen. La niña quedó tendida en posición fetal. Vestía una camiseta rosa y pantalones negros.

Luego del crimen, agentes de la Policía, quienes llegaron a bordo de dos patrullas, acordonaron el lugar de los hechos para realizar las primeras pesquisas.

Tras la llegada de Medicina Forense, vecinos y familiares lloraron por el sangriento hecho ocurrido en la humilde casa construida con madera.

Hasta el momento se desconocen las razones por las que los criminales le habrían arrebatado la vida a la víctima, así como su paradero.

Cifras

De enero a junio, 74 niños y niñas de 0 a 18 años murieron de forma violenta, de acuerdo con los datos de la Coordinadora de Instituciones Privadas pro las niñas, niños, adolescentes, Jóvenes y sus Derechos (Coiproden).

También se registran 224 homicidios de jóvenes de 19 a 30 años, lo que suma un total de 298.

En el primer trimestre del año, en Honduras mataron a 41 niñas y niños en un rango de 0 a 18 años, y 117 entre 19 y 30 años. De abril a junio murieron 33 niños y niñas de entre 0 y 18 años, y 107 de 19 a 30 años.

De los 298 homicidios de niños y jóvenes, 83 ocurrieron en Cortés, 80 en Francisco Morazán, 19 en Olancho, 19 en Yoro y 13 en Choluteca.

Wilmer Vásquez, director ejecutivo de Coiproden, explicó que hacen un monitoreo mensual en medios de comunicación de muertes violentas de niñez y juventud en Honduras.

“Hemos concluido que entre 40 y 50 personas menores de 30 años de edad están pediendo la vida en Honduras al mes. Cerramos junio con un total de 298 muertes violentas de niñez y juventud, de las que 74 son de menores de 18 años y 224 son de jóvenes de entre 19 y 30 años”, reveló.

Vásquez considera que en Honduras la niñez y la juventud están siendo asesinadas y es un problema que se ha venido arrastrando y profundizando desde 2009.