Tegucigalpa, Honduras.

Este jueves se puso en marcha la Operación Escudo Nacional IV para combatir delitos como tráfico de drogas, lavado de activos, extorsión, porte ilegal de armas comerciales y prohibidas e indumentaria militar, entre otros.

Con el operativo se tiene proyectado ejecutar más de 40 allanamientos a nivel nacional para combatir estructuras criminales como maras y pandillas.

Se trabajan casos contra una de las afectaciones más visibles a comerciantes y transportistas, a quienes bandas criminales los extorsionan, obligándolos a pagar “impuesto de guerra”, de negarse, los ciudadanos pueden perder desde su negocio hasta la vida.

También se tiene planificado la presentación de unos 20 requerimientos, así como la ejecución de múltiples órdenes de captura.