Tegucigalpa, Honduras.

Tres hombres pasarán 25 y 23 años en prisión, tras ser hallados culpables de la muerte de otro individuo, al cual asesinaron con un bate de hierro.

William Samuel Ordoñez Ávila, alias “Rafiqui”, fue condenado a 25 años de cárcel. A 23 años, por su parte, fueron condenados Cristian Josué García, alias Mancha”, y Erick Fabricio Ávila, alias “Lonje”.

A los enjuiciados, la Fiscalía Especial de Delitos Contra la Vida (FEDCV) les imputó el asesinato de Eduar Alexander Amador Guerrero y por disposición de la Sala II del Tribunal de Sentencia de Tegucigalpa se encuentran privados de libertad en el centro penal de Siria, El Porvenir, Francisco Morazán.

Los hechos ocurrieron el 26 de marzo de 2021, a eso de las 11:00 de la noche, en el campo de futbol de la aldea Las Mesas del municipio de Sabanagrande, Francisco Morazán, donde la víctima transitaba y enseguida se le acercaron por diferentes lados cuatro personas del sexo masculino, uno de ellos menor de edad (este caso lo conoce la Fiscalía de la Niñez).

Tras interceptarlo lo empezaron agredir con un bate de hierro y una piedra en la cabeza en reiteradas ocasiones hasta provocarle la muerte. Después de cometer el hecho huyeron del lugar.