Más noticias

Para adulterar droga usaban narcolaboratorio en occidente de Honduras

La DLCN determinó que los carteles de Copán y Santa Bárbara mezclaban la cocaínaque llegaba de Colombia para alterar la pureza y enviarla a Guatemala y El Salvador

El lugar fue quemado y se destruyeron varias evidencias, según informaron agentes de la DLCN.
El lugar fue quemado y se destruyeron varias evidencias, según informaron agentes de la DLCN.

San Pedro Sula, Honduras.

Tras el hallazgo del supuesto narcolaboratorio en una montaña ubicada entre las aldeas Los Tangos y Las Champas, jurisdicción de Nueva Arcadia, Copán, investigadores de la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico (DLCN) determinaron que en el lugar no se procesaba pasta ni se cristalizaba la cocaína.

Esa conclusión se logró después que los agentes especializados corroboraron que por las características que se presentaban en el lugar, la falta de equipo para el secado de droga y la ausencia de sustancias esenciales para el procesamiento, el sitio tenía otros fines.

“Ese lugar era usado únicamente para cortar y mezclar la droga que llegaba desde Colombia. El laboratorio clandestino era utilizado para adulterar la pureza de la cocaína, por ejemplo, de un kilo con un 85% de pureza, los grupos locales sacaban tres kilos”, explicó el investigador.

Con esa transformación de la droga, los grupos locales incrementaban sus ganancias, mezclándola con otras drogas. La principal droga que se usa para cortar la cocaína es la benzocaína, una sustancia blanca para que los consumidores crean que la cocaína es buena. Otras sustancias utilizadas son la fenacetina, lactosa, azúcar, paracetamol, creatina y también cafeína.

“El problema es que esas sustancias con las que se corta la cocaína no pueden distinguirse por el color o el olor, a menos que sea un experto. Solo los efectos hacen notar la adulteración”, explicó el agente de la DLCN.

Quiénes la adulteraban

Pero el trabajo para los investigadores de la DLCN no solo era determinar el uso que daban a la infraestructura que estuvieron a punto de quemar para borrar evidencias, sino también determinar quiénes operaban y hacia dónde enviaban la droga.

“Todas las operaciones que se realizaban en el laboratorio eran dirigidas por carteles locales, no era un solo grupo.

La investigación nos determinó que la adulteración y envío de droga lo hacían tanto los grupos de Copán como de Santa Bárbara. Ambos coordinaban las operaciones”, dijo el agente.

Una vez adulterada la droga, la DLCN informó que la misma era llevada a Guatemala y El Salvador.

“Por puntos ciegos y por las aduanas salía la droga rumbo a Guatemala y El Salvador, que son los dos puntos de destino”, reveló la investigación.

Desmantelar este punto en Copán no significa que la actividad se paralizó, al contrario, los narcos de la zona cierran un punto y abren otros.

El flujo y transformación de droga es continuo para los narcotraficantes”, señaló el investigador.

El narcolaboratorio que fue descubierto por las autoridades en febrero estaba conformado por una bodega, que era la edificación principal, construida con puertas y techo de lámina de aluminio, paredes están hechas con tablas y al menos tres champas de madera que habían empezado a ser desmanteladas.

El reciente hallazgo por parte de la Policía Nacional de un supuesto narcolaboratorio ubicado en la comunidad de La Magnolia, sector de El Octotillo, dio sospechas a las autoridades de actividades ilícitas en la zona. Sin embargo, para la DLCN, el lugar no sería un centro de procesamiento ni de transformación de droga.

“En el lugar solo se encontraron señales de un tractor, y algún equipo, pero después de la inspección descartamos que en el lugar estuvieran en trabajo de procesamiento de droga, no hay condiciones”, apuntó el investigador.