Más noticias

"Pleito por herencia deja tres muertos en aldea de Intibucá"

"

Las víctimas son los hermanos Evelio y Cornelio Sánchez Vásquez y su sobrino José Ruderman Sánchez, según la Policía.

"

"

Tegucigalpa, Honduras

Dos hermanos y un sobrino fueron ultimados a balazos y a machetazos por una herencia aún no cedida a los futuros beneficiarios en la aldea Agua Caliente del municipio de San Francisco de Opalaca, Intibucá.

Las víctimas son Evelio Sánchez Vásquez (de 57 años), su hermano Cornelio Sánchez Vásquez (de 48) y el sobrino de ambos José Ruderman Sánchez (de 20).

La masacre ocurrió a las 5:00 pm del sábado en la referida aldea. “Mi papá estaba trabajando en la casa, moliendo un café, de repente llegó un hermano y un sobrino de él y los dos lo encañonaron con escopetas, pero quien disparó contra mi papá fue José Ruderman”, relató Mery Sánchez, hija de don Evelio. La joven relató que “a quien iban a matar en un inicio era a mi mamá, la siguieron a ella y a los niños, pero lograron refugiarse en la casa, y mi papá por defendernos a nosotras, se enfrentó con ellos”.

Cornelio y José llegaron la tarde del sábado a la casa de don Evelio, su pariente, con la intención de acabar con toda la familia del agricultor.

“Mi abuelo (papá de Evelio Sánchez) les dejó unas tierras a todos sus hijos y se las repartirían hasta que muriera mi abuela, pero ellos querían las tierras por la fuerza”, manifestó Mery Sánchez.

Evelio era el tutor momentáneo de las propiedades, ya que su madre es una adulta de edad avanzada.

Los dos agresores salieron huyendo del patio de la vivienda, dejando muerto a su familiar.

Sin embargo, a unos metros de la escena, tanto José como Cornelio fueron atacados a machetazos, pero se desconoce quién fue el que los agredió.

Los dos hombres murieron al instante, al recibir varios machetazos de un desconocido. De acuerdo con Mery, desconocen quién los hirió porque ellas estaban contemplando el cuerpo sin vida de su padre. Sin embargo, en la segunda escena resultó herida una cuarta persona identificada como Rogelio Sánchez, quien habría salido en defensa de don Evelio. Este también es hermano de Evelio y Cornelio. Los cuerpos fueron llevados a Medicina Forense de la capital, donde se les practicaron las autopsias de ley.

"